CHOCOLATE LAYER CAKE FROM THE PRIMROSE BAKERY

Hola queridos míos.

Hace mucho tiempo que no paso por aquí. Por motivos de fuerza mayor no he tenido tiempo ni muchas ganas de escribir, pero ya estoy de vuelta. No puedo decir que las pilas esten cargadas a tope, pero si que tengo cosas que contar.

Como ya me he ausentado bastante, no me voy a andar por las ramas y ya que vuelvo, ¡¡vuelvo por la puerta grande!!

Ya os he confesado en alguna ocasión que de toda la repostería, lo que más me gusta hacer son cupcakes, pero últimamente, me he aficionado y mucho, a hacer en cada ocasión especial una de esas tartas de pisos cubiertas de crema llamadas Layer Cakes. ¡¡Me encantan!! Dan tanto juego de sabores y combinaciones que cuando encuentras una que te encanta, hasta te da coraje cuando la repites por no seguir experimentando.

También os he confesado en alguna ocasión mi profundo amor a The Primrose Bakery, esa pastelería londinense que tuve la suerte de visitar el año pasado y que cada receta nueva que pruebo de su libro se convierte en un orgasmo reposteril.

Por eso hoy os traigo una de las recetas sacadas de ese libro que más juego me ha dado, su básico Chocolate Layer Cake. Esta tan húmedo, tan esponjoso, nada empalagoso, con verdadero sabor a chocolate…. una delicia!!! De todos los bizcochos de chocolate para tartas que he probado hasta ahora, es sin dudarlo un segundo mi favorito, y no sólo el mío, sino también el de mis “catadores”. Ellos van haciendo un ranking con mis pasteles, y este siempre lo piden.

Y bueno, no os hago esperar mucho más, vamos encendiendo los hornos que llevan 5 meses apagados!!!!

Lo que vamos a hacer es que primero pongo la receta del bizcocho, y después los distintos frostings de las diferentes presentaciones que he hecho de esta tarta:

CHOCOLATE LAYER CAKE CON CHEESECREAM DE NUTELLA

 

CHOCOLATE LAYER CAKE CON CHEESECREAM DE OREO

 

CHOCOLATE LAYER CAKE CON EL MEJOR ICING DE CHOCOLATE DEL MUNDO MUNDIAL

CHOCOLATE LAYER CAKE FROM THE PRIMROSE BAKERY (Del libro “Cupcakes from The Primrose Bakery”)

  • 230gr chocolate para fundir de buena calidad (alrededor de 70%cacao)
  • 170gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 350gr azúcar moreno
  • 3 huevos L (separaremos claras y yemas)
  • 370gr harina de trigo, tamizada
  • 1 y 1/2 cucharadita de polvo de hornear (baking powder, levadura royal)
  • 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 500ml leche semi-desnatada a temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • (Opcional) 1 cucharadita de canela (yo se la puse en una ocasión y le daba un toque muy rico. Esto es cosecha de la casa jeje)

Antes de empezar a preparar los bizcochos, pesamos y preparamos todos los ingredientes, y encendemos el horno a 170-175º si es calor arriba y abajo, o a 160º si encendemos el ventilador del horno. Hay que recordar que si le ponemos una temperatura excesiva, tanto los bizcochos como las cupcakes se nos abombaran y romperan por el centro, por eso debemos poner la temperatura más baja si encendemos el ventilador de nuestro horno, ya que coge más temperatura al repartir el calor por el aparato.

Una vez todo preparado, engrasamos los moldes y empezamos a procesar.

En primer lugar, partimos el chocolate en trocitos y derretimos. Esto, como siempre, lo podemos hacer de dos formas. Una es al baño maría y la otra y más cómoda es derretir en el microondas, teniendo en cuenta que debemos ponerlo en tandas de 40-50 segundos, ya que si lo dejamos más tiempo el chocolate se nos quemará y habrá que tirarlo. Tras cada tanda sacamos, movemos un poco y volvemos a meter. La verdad es que a mi me suele llevar 2 tandas, en invierno alguna vez 3, pero la 3ª es de unos 20-30 segundos. Una vez que hemos fundido el chocolate lo dejamos templar al aire libre. Es importante que haya enfriado porque si no fundiremos la mantequilla y no nos saldrá igual el bizcocho.

Mientras enfría el chocolate, seguimos con nuestra preparación.

Con nuestra batidora eléctrica, ponemos la mantequilla con el azúcar, y batimos hasta que nos quede una crema, que en esta ocasión no será pálida al tratarse de azúcar moreno, pero tendrá una textura cremosa y espumosa. Añadimos las yemas de los huevos ligeramente batidas .

Por otro lado, mezclamos la leche con el extracto de vainilla y por otro tamizamos juntas la harina, levadura, bicarbonato y sal.

Cuando el chocolate haya enfriado, lo añadimos a la mezcla de mantequilla-azúcar-yemas, e integramos bien.

A esta mezcla le añadimos tanto la mezcla de leche como la mezcla de harina de la siguiente forma: 1/3 harina, 1/2 leche, 1/3 harina, 1/2 leche y el último 1/3 harina.

Una vez que tenemos esto, cogemos las claras de huevo y las montamos. Estaran listas cuando al sacar las varillas se nos formen picos.
Cuando esten montadas, las añadimos cuidadosamente con una paleta a la mezcla anterior, con cuidado de no batir más, ya que perderíamos el aire de las claras.

Una vez que todo esta integrado, repartimos en los dos moldes a partes iguales y horneamos unos 35-40 minutos, o hasta que al introducir un palillo salga limpio. Ya sabeis que yo esto de los tiempos de horneado lo controlo regular, pero el palillo nunca falla!!!

Sacamos del horno y dejamos unos 10 minutos dentro del molde. Después desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Si lo hacemos de un día para otro tendrá un sabor mucho más intenso, pero si hacemos esto, cuando se han templado a temperatura ambiente, los envolveremos en papel film y, o bien lo metemos en el frigo, o si es invierno, los dejamos en un lugar fresco, pero siempre envueltos!!

Y así hemos hecho nuestros deliciosos bizcochos de chocolate para una tarta de pisos. Podemos ponerle los pisos que queramos, pero intentar siempre que sean iguales, para poder hornear juntos el mismo tiempo y porque estéticamente quedan mucho más monos!!

El siguiente paso es cubrirlo. Yo no soy amiga del fondant. No me gusta, ya lo he dicho. Yo prefiero mil veces que un bizcocho este rico, que tenga sabor, y una buena crema que le de jugosidad antes que un bizcocho preciosísimo pero con fondant empalagoso y un bizcocho sequillo. Seguramente no he dado con la tarta de fondant adecuada, pero mientras tanto me quedo con mis cremas para cubrir las tartas.
Eso si, el fondant me parece genial para hacer adornitos y colocarlos en las tartas, pero nada de cubrirlas!!!

Como os he dicho antes, esta tarta la he hecho varias veces y cada vez con una cobertura diferente, y como he dicho que iba a volver por la puerta grande, os las voy a enseñar todas!!!

CHEESECREAM DE NUTELLA

Con estas cantidades pude cubrir la tarta, hacerle adornos con la manga y aún así me sobró para que mi madre la rebañara y se la untara a todo lo que pillaba, así que si adaptais cantidades os irá más justo.

  • 500gr queso tipo Philadelphia
  • 250gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250-300gr azúcar glass
  • 3 o 4 cucharadas grandes bien colmadas de nutella, eso a gusto del consumidor.

En primer lugar batimos la mantequilla con el queso hasta que no nos queden grumos y se nos forme una crema.

Vamos añadiendo el azúcar glass poco a poco. Es absolutamente imprescindible tamizarla, sino nos saldrá un desastre de crema!!

Finalmente añadimos la nutella, al gusto, y si fuera necesario un poco más de azúcar glass. esto como siempre, según lo golosos que sean los comensales.

Yo tuve que refrigerar la crema un par de horas, porque esto lo hice en verano y ya se sabe lo que pasa en Sevilla en verano. Se me derretía en dos segundos!!! Cuando monté la tarta, mientras la recogían, la tuve que meter en el congelador para que aguantara el camino en coche.

No os voy a decir que esta riquísima, que es una bomba chocolatil pero es una delicia, y sino, que la cumpleañera destinataria de esta tarta se pase por aquí y nos comente ella. ¡¡¡¡Lola, pronunciate!!!

CHEESECREAM DE OREO

Con estas cantidades pasa lo mismo que antes, así que ya sabéis, un poco menos de cada ingrediente y listo.

  • 500gr queso tipo philadelphia a temperatura ambiente
  • 250gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 300gr azúcar glass
  • 8-10 galletas oreo picadas (la verdad es que no me acuerdo de la cantidad. Iba picando las que salían rotas y no valían para decorar, pero esto como siempre, a gusto del consumidor!!!)

Batimos la mantequilla con el queso hasta que nos quede una crema sin grumos, añadimos el azúcar glass tamizada hasta que nos quede una crema consistente y añadimos las galletas picadas.

Refrigeramos un rato y lista para cubrir!!!!

La tarta la decoré con galletas oreo (en realidad eran de marca blanca, pero es que mi economía no estaba como para derrochar dinero en oreos) Esta decoración esta sacada de una receta de mi querida Alma, de “Objetivo:cupcake perfecto”. Alma es genial, acaba de sacar un libro que recomiendo al 1000%, pero sobre todo os recomiendo leer su blog, porque es una maravilla y porque con toda seguridad hará vuestra vida un poquito más dulce.

EL MEJOR ICING DE CHOCOLATE DEL MUNDO MUNDIAL (Para mi)

Esta receta, como muchas de las recetas que hago, se la debo a Bea, de “El Rincón de Bea”. Yo sigo muchos blogs de cocina, pero el de Bea es especial.

Hasta que la encontré, no había hecho otra cosa que no fuesen tartas de chocolate y galletas, o como mucho Mi Tiramisú.

A mi me fascinan los Estados Unidos, y encontré a Bea a través del “Foro de Nueva York”, mientras preparaba mi viaje a la Gran Manzana. Desde entonces, me entró un gusanillo por hacer lo que ella hacía, que fui alimentando a medida que mis “catadores” se iban relamiendo con cada nueva receta.

Bea es, sin duda, mi bloguera de referencia. Cuando no tengo muy claro qué hacer, dudo entre algunos libros o me da miedo o pereza arriesgarme, siempre acudo a ella, porque sé que es un éxito asegurado. Hasta ahora nunca “me” ha fallado.

En este caso, por mi cumple, hice un par de tartas para celebrarlo en familia. Una de ellas fue este Chocolate Layer Cake con un nuevo frosting de chocolate que Bea había publicado en su última receta. Lo probé y ya podéis leer el en título que para mi, es el mejor del mundo mundial!!

  • 300gr azúcar glass
  • 30 gr cacao en polvo valor
  • Una pizca de sal
  • 150gr queso tipo Philadelphia
  • 225 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 250gr chocolate para fundir (70%cacao)
  • 180ml nata fresca (sour cream o creme fraiche. Yo la compro en mercadona, al lado de las mantequillas)

En primer lugar derretimos el chocolate y lo dejamos templar. Lo derretimos como hemos explicado en la preparación del bizcocho.

Batimos la mantequilla y el queso, hasta que quede una crema sin grumos. Añadimos el cacao en polvo y después el azúcar glass y la sal, todo tamizado. Es imprescindible tamizar!!

Echamos el chocolate derretido y enfriado, e integramos bien. Importantísimo que ya este frío, sino la hemos liado y bien!!

Finalmente añadimos la nata fresca y mezclamos todo bien.

Es absolutamente maravilloso. Me salió la cantidad perfecta para cubrir generosamente la tarta y está delicioso, suave, cremoso, sin ese sabor a mantequilla de otros buttercreams… perfecto!!!

 

Y con esto, termino esta entrada tan larga!!

Ya os dije que volvía por la puerta grande, y es que tenéis tres recetas al precio de una!!!

Ya me despido sin prometeros de verdad que a partir de hoy, me veréis más a menudo por aquí!!

Un beso gigante. Sara

About these ads

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Ricardo
    oct 26, 2012 @ 00:40:18

    Bienvenida, se te ha echado mucho de menos

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: