BRUSELAS: Marzo 2009

Hace muy pocos días he vuelto de una escapada a Bélgica, y para hacer un resumen, ha sido un soplo de aire fresco en la cara (y no solo literalmente por el fresquito que hacía).

Bélgica no era un lugar que tuviera como destino al que ir próximamente, pero me surgió la oportunidad, asi que agarré mi maleta y a mis amigas, y… rumbo al chocolate!!!

Como llevabamos bastante tiempo mirando billetes, encontramos una muy buena oferta con ryanair desde Madrid; lo de muy buena oferta es relativo, porque después empiezan a cobrarte cosas sin expicación y bueno…pero aún así salía bastante rentable. Más tarde, encontramos una oferta aún mejor desde Sevilla con Iberia, pero ya no había nada que hacer. Moraleja, simpre hay que mirar en todas las compañías, da igual lo caras que sean normalmente, porque nunca sabes cuando van a “abrocharse el citurón”.

Bueno, una vez resuelto el billete de avión aún quedaba el asunto de ir de Sevilla a Madrid. Se barajó el coche, tren, y sobre todo autobús, pero tras varias discusiones que casi ponen en peligro la integridad de nuestros componentes (es broma), gracias al cinturón abrochado vimos una oferta de avión y no dudmos en cogerla. Eso si, lo pudimos hacer porque contamos con la inestimable caridad de Eva y sus compis de piso, que nos hicieron un huequito en su salón para pasar dos noches, la de ida y la de vuelta. Los cuatro viajes del aeropuerto a Bravo Murillo mejor ni los cuento, pero aquello parecía un dejà vu.

Bueno, tras la odisea de las maletas hasta el aeropuerto y la impotencia de no poder pegarle un maletazo al personal de ryanair en la puerta de embarque, asunto que no voy a recordar porque me pongo de mala leche, llegamos por fin a Bruselas.

Ryanair vuela a aeropuertos secundarios, y en este caso llegamos a Chaleroi. El avión para a unos 10 metros de la puerta, asi que bajas del avión y vas andando, curioso.

Para ir de Chaleroi al centro hay varias opciones. La primera es coger un autobus que te deja en la Gare du Nord o en la Gare du midi. Este sale cada hora y tarda más o menos una hora, después tienes que coger un metro hasta la parada más cercana. Esto en total te puede salir por unos 13 euros. La otra es coger un bus hasta la estación de tren de Chaleroi Sud y de ahi, un tren hasta Gare Centrale, a 5 – 10 minutos andando de la Grand Place. Aquí, comprando el billete conjunto, sale por 11 euros. Y la otra opción, y si sois un grupo de hasta 7 personas, es coger un taxi, de estos que hacen precios estandar por grupo, y que por la hora que era, y la poca variación en el precio, fue la opción más rentable para la ida. A la vuelta fuimos en tren y bus, y casi no llegamos a la facturación. En fin, cogimos el taxi y nos dejo en la Grand Place. Eso si, como yo soy una chica precabida y bastante miedosa, no me subí en ese taxi sin antes preguntarle al joven que había en el puesto de información turística si conocía de vista al taxista y si era buena persona. Cada uno tiene sus protocolos, jiji.

Recientemente he descubierto una forma más barata de alojarse cuando viajas con un grupo de unas 6 personas. Esta opción es http://www.homelydays.com/ . Aquí se alquilan apartamentos, y en los tres últimos viajes que he hecho he cogido el alojamiento ahí, en pleno centro de la ciudad y mucho más barato que cualquier hostal con habitaciones compartidas. En el centro, con cocina, cuarto de baño…Para mi, la mejor opción. El nuestro estaba a unos 20 metros de la Grand Place, en una calle bastante ambientada con algún que otro pub gay, pero sin duda, estupendos vecinos. Nos salió a cada una 70€ por 5 noches.

Una vez instaladas y reunidas con “la nenita”, todo fue un sin fin de anécdotas a cual más absurda.

En general, Bruselas no es una ciudad muy muy monumental, aunque merece la pena perderse por su calles paseando, e ir encontrando multitud de preciosas chocolaterías donde más de una, entre las que me incluyo, iba poniendose enferma de antojos a cada paso que daba.

Bruselas es la ciudad del cómic, y es curioso encontrar viñetas pintadas en las paredes de casas que sobresalen de la línea de la calle. Tintin es el personaje estrella, aunque seguido muy de cerca por otros personajes como Los Pitufos o Lucky Luke. Los monumentos y lugares estrella son la Grand Place, donde se encuentra el ayuntamiento y el museo de la ciudad. Si te fijas en la fachada del ayuntamiento, puedes apreciar que es totalmente asimétrica. De la puerta a la derecha hay 7 ventanales y a la izquierda sólo 6. Además, si te fijas en la localización de la puerta, esta ajustada en un lado y en el otro hay un trozo de pared sin ornamentación hasta que empiezan los ventanales. A ver, que me perdonen los arquitectos por la descripción técnica que he hecho, pero lo mío es el cuerpo humano.

Bueno, lo que yo iba a contar, es que , unos dicen que se hizo así a posta, otros que fue un error de cálculo…en fin, muchas versiones, lo cierto es que cuando el arquitecto vió su obra acabada, se subió a la torre y se tiró. Y digo yo: “con lo mono que es”, pero bueno, su mente perfecionista de arquitecto no le dejó hacer otra cosa.

Todos los edificios que rodean la Grand Place son casas gremiales. Si te fijas bien, en la puerta cada una tiene en la puerta el símbolo del gramio al que pertenece la casa.

En el museo de la ciudad estan expuestos todos los trajes que se le han ido regalando a otro símbolo, o simbolito de la ciudad, el Maeneken Pis. Y eso es un capítulo aparte, porque todo el que ha ido a Bruselas te advierte de lo pequeñito que es, pero todavía es más pequeño de lo que te imaginas. Pero es gracioso. Tambien hay muchas leyendas que lo rodean, pero la que a mi más me gustó es una que cuenta que el niño salvó a la ciudad de ser bombardeada, ya que se escapó una noche y se dedicó a hacer pipi en las mechas de los cañones. No muchos saben que este niño tiene además una hermana (Jeanneke Pis) y un perrito (zinneke), todos ellos meones por supuesto.

Otro símbolo de la ciudad es el Atomium. Se construyó para la Expo de 1958, y pensaba ser desmontado al acabar la exposición, pero debido a la popularidad que tuvo, hoy día sigue en pie y considerado uno de los símbolos bruselenses. Tampoco es tan grande como te lo imaginas, pero tiene unas vistas bonitas de la ciudad y es divertido intentar hacer un atomium humano en el césped que tiene delante (y eso solo 5 personas más saben por qué lo digo).Hay que decir que el atomium se escuentra a las afueras de la ciudad, hay que ir en metro. Al lado del atomium, se encuentran el parque y el palacio de Laeken, residencia actual de la familia real belga.

El resto del tiempo, paseamos y fuimos entrando en las iglesias y lugares curiosos que nos fuimos encontrando. Es bonito pasear por les Marolles, el barrio africano, la zona del centro.. en definitiva callejear y que cada uno vaya descubriendo sus lugares favoritos.

Hay que señalar la Catedral de Bruselas, una de las catedrales góticas más grandes de Europa.

Desde Les Maroles, que esta en la zona alta de la ciudad, se puede ver la iglesia del Sacre coeur, que llama la atención en el paisaje por sus dimensiones.

El Parc Von Brussel o Parque de Bruselas esta situado junto al Palacio Real, y es el espacio verde más grande del centro de la ciudad. Cuentan que la distribuciónde las calles del parque estaban diseñadas a conciencia por masones, utilizando el diseño del parque como claves entre ellos.

Y ahora otro apartado, la gastronomía. Bélgica es conocida fundamentalmente por dos cosas: la cerveza y el chocolate. Lo encuentras por todos sitios. Aunque dicen que el chocolate de Brujas es el más bueno de toda Bélgica. En cuanto a la cerveza, hay multitud de bares donde puedes escoger entre muchísimos tipos de cerveza, pero tengo que destacar el Delirium. Este bar ostenta el record guiness en tipos de cerveza. Más de 2000 tipos de cervezas de todo el mundo. “Siiii papa, había cruzcampo”.Justo en frente y de los mismos dueños, se encuentra el Floris, especializado en Absenta. A mi no me gustan especialmente las cervezas muy amargas, asi que mi favorita fue la Framboise, muy de chica supongo. El ultimo día hicimos la fusión máxima belga: CERVEZA DE CHOCOLATE, que no estaba muy buena que digamos, pero había que probarla.

Otra especialidad belga son los gofres, y aquí encuentras dos tipos, los gofres de Bruselas, con masa más aireada y de forma más cuadriculada y los gofres de Liege o Lieja, que son de masa más densa y de forma más irregular. Los de Bruselas, son originarios de Gante, pero sinceramete, los de Liege son más buenos.

No puedes irte de Bruselas sin comer moules frites, o sea, mejillones con patatas fritas, los mejillones pueden ir con diferentes salsas, y bueno, ya que estas allí, pues comes lo típico.

Las patatas fritas son originarias de Bélgica, y si hay que recomendar un sitio, Maison Antoine. Es famosísimo por sus metraiettes y las patatas, que se fríen en un aceite diferente, por eso están más buenas. Este sitio esta situado en una placita a pocos metros del Parlamento europeo. Y otro plato típico y buenísimo: las Chicon gratinée, o sea, endivias gratinadas. Bruselas fue el primer lugar del mundo donde se cultivaron las endivias, asi que son bastante típicas.

Un plato al que hacer especial mención es el waterzoi. Es un sopa, o bien de pescado, o bien e pollo, con verduras, patatas y nata en el caldo. Eso es típico de Gante y Brujas, pero la puedes comer en Bruselas tambien. Estaba bueníííísima (como diría mi pepa).

Fuimos a Gante y a Brujas. La dos preciosas. Hicimos noche en Gante, y fuimos presas de una noche muy caribeña, pero esas historias se quedan entre nosotras.

Brujas es para perderse y no aparecer un bastantes días, pero eso es algo que haré en el próximo viaje, porque no me dio mucho tiempo a perderme. La forma más barata y cómoda de viajar es el tren, y sale bruselas-gante, gante-brujas y brujas-bruselas por unos 24 euros en total.

Se me olvidaba destacar de Bruselas el barrio europeo, bastante animado entre semana y lugar curioso de visitar. Alli se dirige Europa.

Bueno, me queda poco que contar, en realidad hay muchísimo que contar pero no estoy autorizada a hacerlo.

En general hay muchísima gente joven y mucho ambiente de estudiantes, es una ciudad multicultural y políglota, sin prejuicios, y bastante abierta. Sin duda, una bofetada de aire fresco en nuestras mentes en la cual, no me importaría quedarme algún tiempo más, así que yo, como terminator: “Volveré”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: