MI VIAJE A NUEVA YORK (19 – 28 Abril 2010) Part 7

Día 4: Sábado 24 de Abril. MOMA Y VILLAGE

El despertador volvió a sonar temprano éste sábado 24 de Abril, y el cansancio acumulado se empezaba a notar, sobre todo después de que la noche anterior nos dormimos alrededor de las 4 de la mañana. Nos levantamos sobre las 8 porque a las 10 teníamos que estar en el MOMA, ya que teníamos media hora para entrar a la exposición de Tim Burton, que habíamos reservado con bastante antelación sabiendo que eran los últimos días de exposición y estaría solicitado.

La exposición no costaba nada, sacabas la entrada del museo y solicitabas hora de entrada a la exposición. El museo cuesta 20$, pero con carnet de estudiante a mi me costó 12$.

Llegamos corriendo porque nos pilló un poco el toro al salir de casa, y en la entrada del museo había cola para sacar entradas e incluso para recogerlas (ese era nuestro caso, porque aunque lleves la reserva por Internet tienen que darte la entrada.

Yo ya empecé a agobiarme y de repente, otra vez más en Nueva York, la suerte me acompañó y ni un minuto tuve que esperar. Se abrió una nueva taquilla, me miró y me dijo (en inglés claro está): Tenéis reserva??, y ante el gesto afirmativo de mi cabeza; “Venid por aquí”!!. Y en cinco minutos ya estábamos enseñando nuestra entrada para entrar al museo!!!

Subimos directamente a la planta donde estaba la exposición de Tim Burton, y dejamos para después el resto del museo.

La exposición era genial. La exposición en su mayor parte es una colección privada, creo que del propio Tim Burton, por lo que estaba prohibido hacer fotos.

 

 

 

 

 

 

Nada más entrar, en una entrada chulísima había un pasillo dónde se proyectaban unos cortos con imágenes animadas de una de las historietas de su libro de poemas: La melancólica muerte del niño ostra y otras historias.

Recomiendo encarecidamente que busquéis este libro y lo leáis. Lo ha editado Anagrama y es un libro muy corto con poemas e ilustraciones hechas por él mismo. La edición de anagrama viene traducida al español, pero al final viene de forma reducida lo mismo, pero en inglés. Se entiende perfectamente y evidentemente, es más chulo en original porque en español cambian algunos nombres para conseguir la rima.

Se lee en menos de una hora y de verdad que es muy divertido.

En la exposición había dibujos, escritos, bocetos, cómics, viñetas, reproducciones de personajes de sus películas… A mi me encantó porque te guste o no, la imaginación de este hombre es increíble.

Hubo un momento en que me pegué un susto tremendo. Resulta que había una reproducción de Eduardo Manostijeras a tamaño algo mayor que el real. Me quedé un rato mirándolo porque me encanta y de repente voy andando mirándolo… y mueve los ojos!!!!!!!! Casi grito allí en medio del susto!!!!!

Llamé a David que veía conmigo la exposición (porque decidimos separarnos ya que cada uno ve el museo a un ritmo diferente e hicimos grupitos), le dije: Tío, mira, que de verdad que ha movido los ojos!!! Nos quedamos mirándolo un poco pero no volvió a moverlos. David creo que me tomó por loca, pero desde aquí hago un llamamiento a los que hayáis visto la exposición: ¿¿Alguien vio mover los ojos a Eduardo Manostijeras?? Jajaj.

Fuera de bromas, al parecer es un mecanismo que tenía que hacía que cada 15 o 20 minutos movía los ojos, supongo que para darle un susto al que le pillara mirando, jiji. Esas cosas si que me toca a mi!!! NO me podía tocar un euromillón ni nada de eso para volverme a la Nueva York!!!!!

Después de un rato embobados con los dibujos, algunos algo macabros y otros con los que nos hartamos de reír, salimos de la exposición para ver la exposición permanente del museo.

En el Moma uno tiene diferentes sensaciones. Algunas de emoción por ver obras tan reconocidas. Al menos eso sentí yo al ver La noche estrellada de Van Gogh, Las señoritas de Avignon de Picasso, La persistencia de la memoria de Dalí, o más moderno Las Sopas Campbell de Warhol.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otras veces no entiendes del todo lo que ves pero te gusta, como me ocurre a mi con Kandinsky, otras te cabreas porque con perdón lo que estás viendo es una m….., y me da igual que sea arte moderno, hay cosas que no tienen lógica ninguna, y otras veces simplemente te ríes, como me pasó a mi al ver un lienzo pintado de verde agua grisáceo, y ya está, solo eso, un lienzo pintado de verde… Y al MOMA!!!!! Pelotazo del artista!!! Jiji. Otra cosa que nos hizo reír es que justo en el hall central, había una obra viva. Era un personajillo sentado en una silla con una silla enfrente para que se sentara otra persona de los que estábamos viendo el museo. Al parecer la gracia era que aguantaba sin reírse a todo el que se ponía delante.

 

 

 

 

 

En general en museo me gustó mucho, es cierto que hay algunas cosas absurdas ( al menos hasta donde yo llego culturalmente), pero tienen que tener su valor, sino no estarían dónde están.

En el patio del museo está la cabra de Picasso, que ya pensábamos que se nos había pasado de largo.

A la salida del museo buscábamos desesperadamente un puesto de esos batidos de frutas fresquitos que hacen por la ciudad, pero sólo había de perritos y pretzels, así que nuestro gozo en un pozo!!!

Nos fuimos buscando el metro, porque nuestro destino era pasar la tarde paseando por el Greenwich village, west village y el SOHO. De camino al metro nos encontramos con la tienda de la NBA, en la 5ª Av., y entramos…

Yo tenía encargadas dos camisetas de los knicks, pero hoy no iba a comprar nada todavía, sólo iba a investigar. Las camisetas de la NBA tienen como dos líneas, unas son las originales, y cuestan 80$, pero tienen una línea que son algo así como imitaciones homologadas, que cuestan 36$. Decidí consultar antes de comprar nada, a ver las preferencias de los compradores a distancia.

 

 

 

 

 

La tienda es muy divertida, y hay muchas cosas que están bien de precio, y cositas de souvenirs que está muy bien para llevar regalitos. Yo el último día me dejé mi dinerillo allí…

Finalmente cogimos el metro y nos bajamos en Bleecker, con la intención de comer por allí.

Tengo que decir que lo que prometía ser una tarde de paseo tranquila viendo todas esas zonas fue algo caótica, aunque lo principal que queríamos ver lo vimos. Yo le echo la culpa a que cuando cogimos el metro dijimos: Esta tarde a pasear tranquilo, que tenemos tiempo de sobra!!! Y como sabéis, esas son las palabras malditas. Nunca digáis Tenemos tiempo de sobra!!! Nunca!!!jajaja

Nos bajamos en Bleecker y comenzamos a buscar un sitio dónde comer…

Llegamos a Bleecker, y como a los niños cuando el hambre les aprieta, no, se pararon a comprar en una tienda un batido de frutas, que antes nos apetecía un montón, pero ya que íbamos a comer nosotras ya no teníamos ganas.

Pues mientras que los niños compraban su batido, me pasó algo curioso. Yo me había dado cuenta que, tal y como todo el mundo cuenta, la gente es muy muy amable, que te ayudan encantados e incluso te preguntan si te ven algo perdidos; pero no solo eso; si permaneces allí tres segundos más desde que acaban de ayudarte, te cuentan rápidamente su vida!!!!!!!!!!!! La ciudad es como una gran consulta de un psicólogo, en la que todos somos pacientes y todos somos especialistas!!!

Evidentemente no voy a generalizar, esto que he dicho es en parte broma, todo depende de con quién te cruces y de cómo seas tú. Yo particularmente hablo hasta con las piedras, y me encanta escuchar historias personales y que la gente se desahogue hablándome a mi, pero a lo que iba; que justo al lado de la tienda de batidos había una librería de segunda mano. Mientras los niños saciaban sus deseos, yo pregunté al de la tienda y a un hombre que había con él, hacia que parte de Bleecker nos recomendaba ir para comer económicamente. Me dijo hacia dónde, nos preguntó de dónde éramos, y una vez más, él también tenía familia española. Permanecí tres segundos allí y de repente, el hombre que había con él, empezó a contarme que iba allí a llevar los libros de la que era su compañera, que era profesora y tenía muchos libros y había muerto hacía un par de semanas. Él cada vez que veía sus libros lo pasaba fatal, (de hecho empezó a llorar ahí conmigo) y por eso los llevaba a la tienda de segunda mano… En fin, que en cuestión de dos frases nos vimos ahí escuchando al pobre hombre desahogarse… qué mal rato!!…

Ya llegaron los niños y nos despedimos, pero me dio una pena!! Me hubiera quedado allí un ratito más escuchando al pobre muchacho y animándolo. Le hubiera hasta traducido al inglés un par de chistes para que se animara… que pena me dio!!

Comimos en una pizzería de pizza por porciones en Bleecker, un par de porciones y un refresco cada uno, creo que fueron 7 u 8 $, comimos bastante bien.

Salimos de comer y comenzamos a explorar el west village y greenwich village. Para mí, es una zona imprescindible en NY. Pasear tranquilamente viendo las casitas, tiendecitas, rincones y viendo el ambiente en general. Me encantó!!. No seguimos un recorrido muy marcado, nos dejamos llevar, sólo teníamos claro que teníamos que ver dos cosas obligatoriamente: el piso de Friends en Bedford con Groove, y la casa de Carrie Bradshaw en el número 66 de Perry Street.

Primero le tocó a Friends. El edificio es más pequeño de lo que te hacen ver en la serie, pero para dos fans incondicionales de la serie como somos Pili y yo (los demás también pero a nosotras nos emocionaba más) estar allí delante era un alucine!!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos hicimos muchas fotos, y allí justo al lado estaban rodando una escena de lo que supongo que será una serie. Intenté acercarme para ver si ponía el título en alguna parte, pero no vi nada.

 

 

 

 

 

 

 

 

De ahí pasamos al segundo punto fuerte de la tarde, al menos para mi, que del grupo era la fanática absoluta de las chicas más glamorosas de NY!!

Hay que decir, que en la serie ella dice que vive en la 73 con Madison, pero la localización real de la fachada es el 66 de Perry St. Tienen las escaleras cerradas con una cadena, supongo que para que no haya gente todo el día pegada a la puerta.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez leí que a raíz del rodaje de la primera película, volvió la fiebre de Sexo en Nueva York, y que durante todo el día había gente que llamaba al timbre de algún apartamento preguntando si estaba Carrie. Incluso el tour organizado de Sex in the City dejó de parar en la puerta del edificio.

La verdad es que un poco cansados tienen que estar los que viven allí, pero yo no me iba a ir de NY son mi foto en el piso de Carrie!!!! Cuántas no hemos soñado con que venga nuestro particular Mr. Big a recogernos en la puerta en su supercoche con cristales tintados, y que aparezcan un monton de globos al bajar la ventanilla el día de nuestro cumpleaños!!! Bueno, que se me va la pinza!!!!!

En la esquina de Perry con Bleecker está el Magnolia Bakery que aparece en la serie, en el capítulo que Carrie le cuenta a Miranda que se ha colgado por un tío nuevo (que en este caso es Aidan!!). Teníamos pensado merendar allí, pero había una cola que le daba la vuelta a la esquina!! Y yo por mi, hubiera esperado, pero me hubieran matado mis queridos acompañantes!!!, Así que ni lo mencioné!!!

Paseamos por la zona y encontré varios sitios que salen en la serie, como el SAMBA, un local donde había un ambientazo increíble. Había una fiesta ( y eso que eran las 5 de la tarde), con gente bebiendo cocktails, dentro y fuera… pensamos en tomarnos algo, pero decidimos seguir, ya que por la noche teníamos pensado salir y queríamos aprovechar la tarde.

De ahí nos pusimos a buscar Washington Square, que también sale mucho en Friends entre escena y escena, porque Ross trabaja en la Universidad que está allí al lado, y siempre ponen esa imagen.

Tardamos un poquito en llegar porque un par de veces cogimos por el lado de la calle que no era, pero al final llegamos…

La plaza estaba ambientadísima, gente bailando, cantando… a mi en particular me encantó un grupito que había debajo del arco cantando haciendo voces canciones que todos conocíamos.

Estuvimos allí un ratito y después seguimos con el recorrido.

Salimos por la 5ª avenida, y nuestro objetivo era un edificio que tenía muchas ganas de ver, el Flatiron!!!

Fuimos andando por todo ese primer tramo de la 5ª avenida, se puede ver el nº1. Qué lujazo vivir allí!!! Había algunos edificios preciosos, todo lujosísimo, hasta que por fin llegamos al Flatiron.

Hasta que empecé a empaparme de la ciudad bastante tiempo antes de preparar el viaje, siempre me había parecido que el Flatiron estaba orientado hacia el sur, no sé por qué. El caso es que nos encontramos con el edificio “de culo” jiji.

 

 

 

 

 

 

 

 

Me pareció más grande de lo que me esperaba, y me encantó, me parece precioso y muy original. Nos hicimos muchas fotitos en las sillitas que tiene delante, y después de ahí, decidimos ir para casa a ponernos guapos que había que vivir la noche neoyorquina!!!

Como siempre nos bajamos en Rockefeller, que no era la parada más cercana a casa, pero nos daba pereza cambiar de línea en el metro y nos encantaba el paseo del Rockefeller a casa. Era más temprano que otros días, así que pillamos la tienda de la NBC abierta, y aprovechamos!!!

Yo me compré una taza monísima negra con lunares blancos y el símbolo del Central Perk, de Friends, y un imán para el frigorífico ( que mi mami los colecciona, de hecho mi frigorífico un día se va a volcar de la cantidad de imanes que tiene). El imán es chulísimo. Es el marco amarillo que Mónica tiene en la puerta con una foto de Friends. Se supone que es para ponerle una foto tuya, pero de momento siguen los chicos!!! La taza me costó 14$ pero no me importó. Lo bien que saben los desayunos en mi taza de Central Perk!!!!

De camino a casa pasamos como todos los días por la puerta del Waldorf Astoria, que estaba en la misma manzana del piso, y vimos que había algunas limusinas en la puerta esperando a que la contratasen.

Yo antes de ir había estado pidiendo presupuestos e investigando para coger una limusina y dar una vuelta por la noche, pero al final decidimos no coger nada porque no sabíamos cuándo nos apetecería cogerlo. Sabíamos que podríamos alquilarlo por la calle, así que lo dejamos al destino…

Pues el destino llegó, hablamos con el conductor, le explicamos que la alquilaríamos para las 23:30 o así y nos dio la tarjeta para confirmarle y para quedar con él. Nos fuimos a casa a pensarlo mientras nos arreglábamos.

Ya en casa decidimos que si, que esa noche nos íbamos a dar el lujazo de la limusina. Nos costó algo menos de 20$ propina incluida a cada uno, por algo más de una hora de paseo.

Cenamos en casa mientras nos arreglábamos y mientras yo hablaba con el hombre de la limusina por teléfono, escuché que sonaba el timbre…

Seguí a lo mío y cuando salí… siiii!!! Nuestra amiga rubia había vuelto!!!! Serían las 21.30 y vino a decirnos que hacíamos ruido con los pies!!! Nosotros, seguimos diciendo lo mismo… qué pena no haber aprendido a levitar!!!!! Esta vez salieron Javi y Fran, e hicieron lo mismo que la vez anterior asentir como los locos, decir sorry, y pasar un poco de ella, porque lo de esta mujer ya no era normal!!

Tengo que decir que nuestra amiga volvió a aparecer la noche siguiente, era el día que venía más cabreada y nuestros caballerosos niños quisieron echarnos a la leona a Pili y a mi… ¿¿¿ Se enfrentarán estas dos intrépidas sevillanas a la rubia neoyorquina con más mala leche de toda la City???… Próximamente en cines!!!!

A las 23:30 bajamos a la puerta de casa, comenzaba a chispear y allí llegó puntualmente nuestra limusina. La verdad es que todos pusimos de nuestra parte para que aquel viaje fuera inolvidable, pero es que estábamos pletóricos. Con nuestras mejores ropitas que habíamos llevado, las chicas subidas en altos tacones y los chicos con camisita, elegantes para la ocasión.

Fran fue el primero en entrar a la limusina, se tropezó con la entrada y aterrizó en plancha en el suelo del coche!! Jajajaja, lo que yo me pude reír que estaba justo detrás de él!!!! No había nadie dentro todavía, pero hubiera sido un plano digno de ver!!! Tuvimos risa para toda la noche con el aterrizaje de Fran, lo tendríais que haber visto, tumbado boca abajo haciendo una diagonal en la limu!!!! Jajjajaa Lástima no tener fotos del momento!!!!jajajja(Fran, sabes que es desde el cariño!!!)

El viaje fue alucinante, fuimos cantando y bailando todo el camino paseamos por todo el centro. Pasar por Times Sq en la limusina no tiene descripción ni precio, y así por todo el centro de la ciudad. ¡¡¡Lo recomiendo a todo el mundo!!!

La verdad es que para mi ha sido uno de los momentos más divertidos y emocionantes del viaje!!

El precio incluía bebida y refrescos, aunque imaginaros la calidad de las bebidas!!!

El paseo se nos hizo corto, pero quizás dos horas hubiese sido algo repetitivo. La única pena es que estaba lloviendo, pero bueno, aunque estropeó algo las vistas, al menos estábamos refugiados!!

La limusina nos dejó en un local que nos habían dicho que estaba en la 23 con la 9ª, no me acuerdo el nombre, no se si era voulez-bar o ese era otro, no me acuerdo.

Entramos en el local, y debido a mi juramento hipocrático (y es cierto lo que digo…) me han hecho prometer que lo que pasa en Las Vegas… en las Vegas se queda… Sólo puedo decir que la noche dio para mucho…..jijjiii

No sé a qué hora volvimos a casa, sólo sé que el día siguiente sería otro día…..

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: MI VIAJE A NUEVA YORK (19 – 28 Abril 2010) Part 1 « scj260985
  2. alex
    Feb 21, 2015 @ 12:52:53

    he entrado de casualidad, y me lo he pasado como un enano leyendo tu viaje,,,chao

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: