MI VIAJE A NUEVA YORK (19 – 28 Abril 2010) Part 8

DÍA 5: Domibgo 25 de Abril. HARLEM, UPPER WEST SIDE…. Y VENGANZA…

Hoy era Domingo. La noche anterior había sido larga y nuestra intención era ir a Harlem a una misa Gospel.

En teoría, el horario de la misa es a las 9:00 de la mañana, pero a esas alturas ya sabíamos que para esa hora no íbamos a poder tirar de nuestros cuerpos.

Había leído que en muchas iglesias hay misa a las 11, así que decidimos probar suerte.

El día amaneció lloviendo, como la noche anterior, que llovió toda la noche. Dimos buena cuenta de ello porque volvimos a casa empapados!! Y por cierto, volvimos a casa en taxi, de la 23 a la 50, y sabéis cuánto nos costó??? Siii… 10$ el trayecto!!! La verdad es que esta bastante bien.

Cogimos el metro y nos bajamos el 110st, porque un amigo me había recomendado una iglesia que había al salir del metro que estaba bien.

Salimos del metro y no encontrábamos la iglesia, así que preguntamos en una tiendecita a un hombre que estaba ahí comprando.

Una vez más comprobamos la amabilidad neoyorquina, ya que el hombre, sacó su móvil y llamó a un teléfono de información para preguntar la localización de algunas iglesias cercanas a dónde estábamos. Me dio mucho apuro, pero el hombre me dijo que el teléfono era gratuito, así que mi apuro se me pasó!!jiji. Nos señaló un par de iglesias y allá que fuimos a ver si había suerte.

La primera iglesia que vimos, estaban preparándose para la misa de las 11, y aunque era una misa gospel, era latina, así que no nos convenció mucho porque queríamos ver una más auténtica!!

La segunda si que nos convenció!!! Y allá que entramos. Era la Greater Highway Church Christ, en el 132E de 111st. Es una iglesia con ambiente familiar, en la que todo el mundo cantaba. No había un súper coro gospel, como en otra iglesia que entramos después pero fueron muy amables, y al ser la primera vez en un evento de este tipo, nos causó el mismo impacto. Me impresionó mucho, primero, la forma en que cada uno, expresa sus sentimientos hacia Jesús; unos con más recogimiento y otros a pleno pulmón, y nadie mira mal a nadie. Lo segundo, que allí no faltaba nadie. Lo habíamos visto en películas, pero allí es cierto que la fe mueve montañas, y todo el barrio, todo, esta presente en el oficio del domingo.

Estuvimos unos 40 minutos allí y creo, que aquel rato no nos dejó indiferente a ninguno.

Salimos y seguía lloviendo, y nos dirigimos hacia Lenox Av. Allí vimos otra Iglesia en la que también había misa, pero esta muy diferente a la anterior. Era una misa más solemne, creo que rendían homenaje a un difunto de la comunidad porque la esposa e hijos estaban delante y mucha gente lloraba. La Iglesia era más grande, más elegante, el coro Gospel uniformado de blanco, y cantaban como ángeles. Esto si era una misa gospel en toda regla, y eso, unido a la emotividad de la comunidad recordando a su vecino, y que a mi una voz bonita me deja loca… Pfff, todavía se me ponen los pelos de punta al recordarlo.

Aquí subimos a las gradas, y no se podían hacer fotos, así que después de unos 20 minutos, nos fuimos, que ya habíamos rezado bastante…jiji

Salimos en Dirección Columbia University, así que atravesamos el Morningside Park, que tiene miradores desde donde pudimos ver Harlem, y en el fondo, el Empire.

Es curioso, pero hasta que no ves el Empire tienes la sensación de estar en otra ciudad. Qué cantidad de contrastes para ser una isla!!

Y algo curioso. Ya hemos hablado de los olores de Manhattan. Pues Harlem olía diferente, ni mejor ni peor, sólo diferente. Qué opináis??

Llegamos a Columbia University, me acuerdo de HItch, de Will Smith, que sale perfectamente, y David y yo nos lamentamos acordándonos de nuestras respectivas facultades. Nos encanta, y se nos ponen un poco los dientes largos, viendo a grupitos, presuntamente de teatro, representando escenas por la zona, gente con libros, y algunos haciendo alguna trastada seguramente. No había mucho ambiente porque era domingo, la próxima vez lo visitaré entre semana, que supongo que la cosa cambiará, aunque el lugar no pierde el aura de gran campus universitario.

 

 

 

 

 

Me gustó bastante. Me perdí un poco con David por el campus buscando la Facultad de Ingeniería, y la encontramos, y nos gustó perdernos porque nos salimos de la zona turística del patio principal.

 

 

 

 

 

 

De Columbia nos fuimos a la Iglesia Catedral de St. John The Divine, considerada la catedral neogótica más grande del mundo. Cuando la empezaron a construir los arquitectos Heins y La Farge en 1892 pensaban darle un estilo bizantino-románico, pero cuando la acabaron tenía un estilo gótico francés, debido a su influencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Alberga la sede del Arzobispado de la iglesia episcopal de Nueva York. A día de hoy sigue sin haberse terminado y aún se pueden ver a artesanos tradicionales trabajando en ella para finalizarla. Se prevé que será la catedral más grande del mundo y sólo se han terminado dos tercios de ella.

Justo al lado, está la Fuente de la Paz, una escultura que representa la naturaleza, y que nos pareció muy original.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cogimos el metro en la esquina noroeste de Central park hasta la 125st, para ver el Apollo Theatre. Es casi visita obligada en Harlem para cualquier amante de la música, aunque sólo sea por hacerse la foto!!

 

 

 

 

 

 

 

 

Justo al lado del Apollo Theater, vimos un sitio al que no hizo falta consenso para quedarnos a comer. ¿Habéis visto Little NIcky? Jijijii. Si lo habéis visto, solo puedo decir que “El pollo Popeye es la po*a” jajaja. Y allí fue dónde comimos. Había una oferta que por comprar tres cajas de 6 piezas sólo pagabas dos, y eso hicimos. Pedimos también unos nuggets y bebidas, y creo que nos salió por unos 6-7$ a cada uno.

 

 

 

 

 

Yo tengo que decir que no soy una entusiasta del pollo frito la verdad, pero no estuvo mal, y al menos ahora lo podríamos decir con la experiencia a las espaldas: “El pollo popeye es la po*a”

Volvimos al metro, para dirigirnos al Museo de Historia Natural. Para mi era uno de los museos prescindibles, pero la verdad que no esta mal pasar un rato de una tarde de domingo en la que el tiempo no nos acompañaba. Teníamos un objetivo principal el Hyden Planetarium. Total, que primero entramos al museo, con el pay as you wish. Los niños me dejaron solita porque les daba vergüenza, no se terminaban de fiar de mi, aunque no lo reconocen, pero después se alegraron cuando aparecí con 7 entradas por 10$.

 

 

 

 

 

Una vez dentro, buscamos el planetarium, y después de pensarlo mucho, al final pagamos algo más por entrar a una de las representaciones dentro del planetarium, que no están incluidas en el precio de la entrada al museo. Con carnet de estudiante (que todavía me vale jijij) fueron 16$, y la verdad es que, después de haber entrado, creo que sólo te merece la pena si eres un entusiasta de la astronomía, porque si, es una representación al parecer muy real del universo, pero yo creo que ese mismo vídeo lo he visto antes en otra parte. Pero no voy a hablar más de la cuenta porque lo más seguro es que, a los que les guste el tema, les parezca una auténtica maravilla.

 

 

 

 

 

 

 

Estuvimos viendo el museo mientras nos tocaba entrar, y una vez dentro, la anécdota de la tarde.

El Planetarium tiene unos sillones inclinados hacia atrás muy muy cómodos, te ponen una película con estrellas por todas partes, y una narración, en inglés por supuesto a cargo de Woopy Goldberg. Si aquello duró una media hora, fue media hora luchando contra la gravedad. Mis ojos se me cerraban, mientras me moría de vergüenza de lo que pensarían mis propios compañeros si me quedaba dormida.

Pues bien, me da por mirar hacia un lado, y veo a Pilar profundamente dormida, Pili luchando también contra la gravedad, David con las manos cruzadas en el estómago, abriendo y cerrando los ojos, y mi vista ya no alcanzaba más.

Faltaban unos minutos y empecé a reírme en silencio, con el trabajo que me cuesta eso cuando algo me hace mucha mucha gracia.

En definitiva, que acabó el vídeo, nos levantamos como pudimos y sólo de mirarnos las caras empezamos a partirnos de la risa. Todos, los siete, habíamos echado una cabezadita en la media hora que duró aquello.

Francisco decía que cómo no se iba a dormir con Woopy Goldberg comiéndote la oreja de aquella manera!!!

En fin, creo que fue la siesta más cara de nuestra vida, pero de verdad, entre el cansancio acumulado, aquellos sillones tan cómodos, y aquella voz tan relajante… si lo llego a saber no lucho contra la gravedad y me duermo del tirón!!!!jajaja

El día que volvíamos, mientras hicimos escala en el aeropuerto de Lisboa, encontramos unos sillones en una especie de sala de espera, dónde los niños se durmieron un poco. Al levantarse, Fran decía que los sillones los había diseñado Woopy Goldberg, porque inducían al sueño, y otra vez a formar el escándalo con las carcajadas!!!

Pero bueno, a lo que voy, salimos del museo y comenzamos a caminar por Central Park West hasta la altura del Lincoln Center.

Algunos ya sabéis que una de mis pasiones ocultas es la Ópera, y uno de mis sueños es ver una representación en el Metropolitan. Evidentemente no iba a poder ser en esta ocasión, aunque estaban representando la Traviata, y hubiera pegado por verla. Por el grupo que éramos y como sé que volveré, fue una de las cosas a las que renuncié, pero sabe Dios y mi amigo Isaac que fue quien me puso los dientes largos contándome cosas de varias Óperas que pudo ver allí, que dentro de no mucho tiempo, me quitaré esa espinita!!!!

 

 

 

 

 

Para quien no lo sepa, Isaac me dijo que si me iba unas horas antes el día de la representación a la taquilla, ponen a la venta las entradas que han sobrado tiradas de precio. Así él, por ejemplo, vio Aída en el patio de butacas por poco más de 20$. Pero para eso tienes que irte un mes a NY como se fue él y tener margen de tiempo para hacer esas cosas.

Una curiosidad, al lado del Lincoln Center, hay una placa en un “Historic Site”, según entendemos, fue el primer hombre en morir atropellado por un vehículo de motor en EE.UU. Para más información: http://en.wikipedia.org/wiki/Henry_H._Bliss

Después del Lincoln Center, ya estábamos reventados. Pensamos en dar una vuelta por Times Sq pero nuestros pies no podían más así que decidimos que sería el momento perfecto para tomarnos el rebujito que había traído de casa, y así celebrar el final de la Feria de Abril. Cogimos el metro en Columbus Circle, y para casa!!

Bajamos como siempre en Rockefeller, y francisco, Fran y Javi ya no podían más y se fueron directamente a casa a ducharse, y así adelantar turnos en la ducha.

 

 

 

 

 

Las dos Pilis, David y yo aguantamos un poco más, y nos paramos en St. Patrick, que estaba al lado de casa y la habíamos ido dejando. Fotos con el Atlas, entramos a la Catedral. A diferencia de la Catedral de St. John the Divine, ésta es la Catedral Católica, sede del arzobispado de la archidiócesis católica de NY.

 

 

 

 

 

 

 

 

Impresiona muchísimo ese edificio gótico en medio de tantos rascacielos!! La visitamos por dentro mientras los pies nos daban bocados, y aprovechamos al seguir por la 50st en dirección a casa para fijarnos bien en el Palace. A los seguidores de Gossip Girl, por si a estas alturas no lo sabéis todavía, ahí es donde vive Serena al principio. Y de ahí, a casa.

Y en casa…. Ay madre!!!! Lo que se suponía que iba a ser una noche de descanso, tranquila y de acostarnos pronto… qué desastre estamos hechos!!! Los draculines volvieron a hacer de las suyas y acabaron cabreando a la vecina rubita….

¿Os dejo con la intriga? Jajajaj Noooooo

Los hechos sucedieron así: Serían las 9 más o menos cuando llegamos a casa. Duchas por turnos mientras yo preparaba la cena. Compramos pasta en el Deli que había en frente y yo la cociné como pude. Comimos, Pilar y Fran se acostaron, que ellos eran los más formales, el resto, los autodenominados draculines, comenzamos a preparar copitas, rebujitos, no voy a negar, que bailamos un par de sevillanas, pero sin taconeo en la tercera y poco a poco nos fuimos animando, con Francisco como Dj de excepción, jiji. Aunque suene a festorro, tengo que decir, que la música estaba bajita (de hecho ni Pilar ni Fran escucharon nada), y que quitando las sevillanas (que bailamos en calcetines), bailábamos sin movernos del sitio.

Serían las 11 de la noche, Francisco empezó a animarse y hubo un momento ibicenco, en que nos regó un poco con agua, que él mismo tuvo que acabar secando después, pero el momento le mereció la pena jiji. Pues en el momento agua, Javi se bajó del sofá cometiendo el único error ruidoso de la noche, pero que serían las 23:00, no más.

Cinco segundos más tarde, el timbre comenzó a sonar a una velocidad increíble, le daba tan rápido al timbre que no le daba tiempo al aparato a reproducir el sonido. Entre din don y din don se oía cómo se apretaba varias veces el botoncito.

Los niños, muy caballerosos ellos, decidieron que hoy nos tocaría a Pili y a mi enfrentarnos a la vecinita. Si hombre!!! Hoy que venía con ganas de matarnos y nos echáis a los leones!!!!

Así que en un ataque de cobardía e indignación por nuestra parte, sintiéndolo mucho, y muriéndome de vergüenza al contarlo, Pili y yo agachamos la cabeza, y no le abrimos la puerta!!!!!!!!!!!!!!!!

Tengo que repetir hasta la saciedad que de verdad, que aunque parezca lo contrario, no hacíamos ruido más allá del que haría una televisión, o una charla en casa, pero se ve que ella tenía su dormitorio justo debajo de nuestro salón.

Ya la vez anterior nos había dicho que le molestaba que hacíamos bromas y nos reíamos, así que creemos que como ella era una saboría y estúpida, no tendría muchos amigos y quizás tuviera envidia. Los niños decían que se había enamorado de uno de ellos y era su forma de llamar la atención jijjii.

El caso es que no creáis que se conformó con llamar una vez, no. Estuvo como 5 minutos llamando al timbre y dando porrazos en la puerta, Francisco mientras secando el suelo como si fuera cenicienta, Pili y yo con la cara descompuesta en los 5 minutos más largos de nuestra vida pensando qué hacíamos, Javi escondiéndose y diciendo: “Os toca a vosotras…” y David sin decir nada, sólo decía: Illooooooo!!!!

Total que mientras que decidíamos si echarle valor o no, la rubita se cansó y la puerta dejó de sonar. Fue un poco cobarde por nuestra parte, pero qué más le íbamos a decir, si es que además aunque hubiera llamado a la policía o algo, ni en el bloque se escuchaba nada (porque ni Pili ni Fran nos escuchaban) y qué hubieran visto? Cinco personas en pijama jugando a las cartas???

En fin, que pasamos de la rubita y una vez pasado el susto, y secado el suelo, seguimos jugando a las cartas.

Eso si, David estaba sentado en el borde de la ventana que daba al a escalera de incendios. Le dijimos, David, te imaginas que sube por la escalera?? Jajaja. Creo que David tiene la cara blanca todavía, de hecho, a los 10 minutos de decirle eso se fue a acostarse, para no correr peligro jijiji.

Finalmente, nos mudamos a uno de los cuartos para evitar más polémica, y allí seguimos jugando un rato largo más hasta que uno a uno nos fuimos yendo a dormir…

Evidentemente, no recuerdo qué hora era, pero total, para dos días que nos quedaban, ya dormiríamos en Sevilla!!!!

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: MI VIAJE A NUEVA YORK (19 – 28 Abril 2010) Part 1 « scj260985

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: