White-Chocolate Cheesecake.

Una vez más, una reunión familiar me ha llevado a probar con una nueva receta.

Tengo que confesar que llevo un tiempo tentada a hacer algo con calabaza, que estamos en la época perfecta, pero para eso tengo que concentrarme y no ir corriendo por los pasillos.

Como esta vez tenía poco tiempo, y no mucha inspiración, me decidí por una versión de la clásica cheesecake que enconré en un canal de Youtube que me mandó mi prima Susi. El canal en cuestión se llama “De uvas a Peras”.

Estuve ojeando las recetas, y por una parte, me apetecía algo con chocolate, pero no podía pasarme de chocolate porque mi público en esta ocasión no es muy chocolatero.

Así que después de ver opciones, me decidí por esta Tarta de queso con Chocolate blanco y cobertura de chocolate. Supongo que me diréis, ¿y eso no es chocolatoso?, Pues ya veréis que no….

Podéis encontrar la receta en el canal de youtube que os he comentado, pero la verdad es que yo cambié un poco algunas cosas.

Lo principal que cambié es que personalmente, no soy muy amiga de la nata líquida, así que intento usarla lo menos posible. Algunos me dirán que es una barbaridad hacer ciertas cosas sin nata, pero a mi me gusta el resultado sin ella.

En definitiva, aquí os dejo la receta de MI tarta, pero repito, la receta original la podéis encontrar en el canal de youtube “De uvas a peras”.

WHITE-CHOCOLATE CHEESECAKE:

Para la base:

  • 170gr galletas digestive
  • 80gr mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas soperas de cacao en polvo (yo uso el de Hacendado)

Para la tarta:

  • 800gr crema de queso (tipo Philadelphia)
  • 200gr chocolate blanco
  • 70ml leche entera
  • 2 huevos
  • 5 cucharadas soperas de azúcar
  • 1 cucharada de harina
  • Esencia de vainilla

Para la cobertura:

  • 150gr chocolate para fundir
  • 50gr mantequilla sin sal
  • 30ml leche entera

 

PREPARACIÓN

  • Para la base:

En primer lugar, machacamos las galletas. Yo uso las galletas digestive porque son más duras, y a mi personalmente me gusta la base de la tarta de queso crujiente. Una vez usé galletas maría y no me gustó el resultado.

Para machacarlas, las meto en una bolsa transparente y le doy golpes con un rodillo en el suelo. Es un método un poco brusco, pero es más fácil y más rápido que con el picador que yo tenía.

Una vez machacadas las pongo en un bol y le añado el cacao en polvo.

Derrito la mantequilla en el microondas y se la añado a la mezcla anterior.

Una vez bien mezclado, pongo la pasta de galletas en el fondo del molde para la tarta. En este caso he usado un molde de silicona, que no me gustan especialmente, pero era el que mejor me iba.

 

  • Para la tarta:

En primer lugar, pongo a derretir el chocolate blanco con la leche en el microondas en tandas de 1 minuto. Cuando pase el primer minuto, saco y muevo la mezcla. Es importante ir moviendo, porque con el mismo calor se va derritiendo el chocolate, y si lo dejo mucho tiempo en el microondas esperando que se derrita por completo ahí dentro, puedo quemar el chocolate. Lo mejor es dejarlo sin derretir totalmente, que al moverlo fuera, con su propio calor, él solo acaba el proceso.

Por otra parte, ponemos la crema de queso, el azúcar, los huevos y la harina, y mezclamos bien hasta que nos quede una crema sin grumos.

Añadimos un poco de esencia de vainilla si nos gusta y el chocolate blanco ya derretido a la mezcla de la crema de queso.

Mezclamos bien y lo vertemos en el molde encima de la galleta.

Hemos precalentado el horno a 170º, y metemos la tarta a esa temperatura durante apróximadamente 40 minutos.

Pasado ese tiempo, introducimos un palillo, y si sale limpio, ya tendremos nuestra tarta hecha.

Dejamos enfriar dentro del horno.

Una vez frío, metemos en la nevera, todavía dentro del molde.

Yo lo dejé ahí toda la noche, y a la mañana siguiente desmoldé muy muy fácilmente y le puse la cobertura.

 

  • Para la cobertura:

Fundimos en el microondas el chocolate la mantequilla y la leche, siguiendo el mismo proceso que he explicado antes para el chocolate blanco.

Una vez fundido, lo dejamos reposar y que se enfríe.

Cuando está a temperatura ambiente cubrimos la tarta con el chocolate, y colocamos en la tartera.

Podemos meterla en la nevera pero es aconsejable sacarla un rato antes de servir para que el chocolate no se haya endurecido mucho.

Yo cuando le puse la cobertura, la tuve 5 minutos en el frigorífico, y después me la llevé para arriba que era donde hicimos la barbacoa. Eso sería a las 12 de la mañana y nos la comeríamos a las 16:00.

La tarta estaba buenísima. No estaba para nada empalagosa, puesto que el queso rebaja muchísimo el dulzor del chocolate blanco.

La verdad es que gustó bastante, y es muy fácil y muy rápida de hacer. La recomiendo al 100%.

Espero que os guste!!

 

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Marga
    Oct 18, 2011 @ 20:30:32

    Esta la probaré sin duda, tiene una pinta buenísima.

    Gracias Sara!!

    Responder

  2. Maño
    Oct 18, 2011 @ 21:56:05

    Sara, menuda pinta!!! Se me hace la boca agua

    Responder

  3. Eva
    Oct 19, 2011 @ 17:55:22

    Mmmm tarta de queso y chocolate, me encantan las dos cosas!! desde luego la pinta es buenísima!!!!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: