Tarde de domingo rara I: Bagels

Pues si. Tal y como lo leeis. El domingo pasado fue uno de esos días raros.

Aquí en Sevilla, de repente, llegaron las nubes. En esta ciudad no existe término medio. Pasamos de estar un día a treinta y pico grados al otoño bien cerrado, y eso, mi ánimo, no lo soporta.

Para colmo, yo no es que sea friolera, soy lo siguiente, y paso de las tirantas y las chanclas, a la mantita y las zapatillas en cuestión de horas.

El domingo me levanté con un día de estos en los que sólo piensas en pijama-manta-peli, pero en mi casa, eso no puede ser.

Televisión ocupada por fútbol 24 horas y entre partidos, salita ocupada con X-box. ¡¡¡Será posible que este año hay fútbol absolutamente todos los días!!! ¿No estáis un poco hartos ya? A mi me gusta el fútbol, pero creo que todo tiene un límite.

El caso es que sin salón, sin salita, y sin ganas de ver mi habitación (que ya bastante la veo todos los días), me quedaba un rincón, mi rincón. Mi zona favorita de mi casa y que me despeja como ninguna otra cosa: MI COCINA.

Era el momento perfecto para improvisar.

Esta semana, en Lidl, han puesto de oferta una serie de libros de cocina. Me he acabado agenciando un par de ellos y no tienen desperdicio!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para estrenarlo, me puse manos a la obra, y me decanté por mi tercer intento de bagels y por unas muffins saladas, pero las muffins vendrán en otra entrada.

Vamos a lo que vamos!!!

 

BAGELS

El bagel, es una especie de rosca de pan con una textura especial. Es uno de los elementos esenciales en el desayuno americano pero curiosamente, tiene un origen europeo. Era uno de los alimentos básicos de la comunidad judía del este de Europa.

Su forma de anillo se debe a que los transportaban ensartados en una larga vara de madera.

La pasta de los bagels es una sencilla masa fermentada que se moldea, se cuece en agua hirviendo y se dora en el horno. El resultado es una pasta densa y muy brillante.

Su variedad más clásica es con queso cremoso y salmón ahumado.

Los bagels cocidos se pueden congelar sin problemas, pero se recomienda rebanarlos por la mitad y para descongelarlos, basta con hornearlos unos minutos.

En mi caso, se trata del tercer intento de bagels que hago, y como los dichos, son así por algo, “A la tercera va la vencida”.

Las veces anteriores usé levadura en polvo Royal, que es en realidad un polvo de hornear y que no hizo el efecto deseado para que suban los bagels.

Esta vez lo hice bien, y tenía en casa Levadura fresca de Panadero. Esta se puede comprar en mercadona.

Lo mejor realmente es utilizar, para hacer panes, levadura seca de panadero, pero eso será para la próxima, que tengo que buscarla.

Ingredientes: (para 6 bagels)

  • 500gr harina
  • 25gr levadura fresca de panadero (1 dado)
  • 1 cucharada de sal (la cucharada la mido con las cucharas medidoras)
  • 1 cucharadita de azúcar (con las cucharas medidoras también)
  • 25gr mantequilla derretida
  • 60ml aceite oliva
  • 150ml leche
  • 100ml agua tibia
  • Especias si queremos especiar el bagel (orégano, pimienta, ajo, finas hierbas…)

Variación: También se puede variar y poner o sólo mantequilla (50gr), o sólo aceite de oliva (100-120ml). Solo agua (250ml) o solo leche(250ml). Yo decidí partirlo y ponerle un poco de todo, la próxima vez probaré de otra forma.

Modo de preparación

En un bol tamizamos la harina, sal, azúcar, y las especias que queramos poner.

Por otra parte, disolvemos la levadura en el agua tibia y apartamos un par de minutos para que se disuelva bien y comience a activarse.

En la mezcla de harina, comenzamos a incorporar la leche, el aceite, la mantequilla y por último, la disolución del agua con la levadura.

Comenzamos a amasar hasta que tengamos una bola manejable y que no se pegue.

Untamos de aceite un bol y dejamos la bola de masa reposar, tapada con un paño de cocina por ejemplo durante unos 50-60 minutos, hasta que doble el tamaño.

Una vez pasado ese tiempo, desgasificamos la bola de masa, primero golpeándola para que salga el aire y después la trabajamos 1 minuto.

Una vez hecho esto, comenzamos a formar los bagels. Para ello, hacemos bolas y le clavamos un dedo en medio, formando una rosca en la que el agujero tenga un buen diámetro. (esto reducirá al subir el bagel y quedará como en las imágenes).

Formamos los bagels y los dejamos en la bandeja reposando durante 45 minutos tapados con el mismo trapo de antes.

Esto se hace para que con la humedad, la levadura ejerce su función y hace que la masa suba.

Una vez que los bagels han subido, pasamos al toque final antes de hornear. Este es el secreto de la textura de los bagels: Hervirlos.

Ponemos una olla llena de agua a hervir, y cuando esta bien hirviendo, burbujeando, introducimos cada bagel apróximadamente 1 minuto por cada lado.

Una vez todos hervidos, pintamos con huevo e introducimos en el horno a 180º durante apróximadamente 20 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Variación: Si queremos los bagels dulces, cambiaríamos la cantidad de sal y la de azúcar y podríamos añadir un poquito de miel si queremos. Poniendo 1 cucharada de azúcar y 1/2 cucharadita de sal, y para cocerlos, podemos hacerlos en “Caramen water”. Esto consiste en primero, convertir en caramelo 300gr de azúcar y después añadirle agua para que hierva. Al cocer los bagels en este agua cogen un toque dulce buenísimo.

Otra posibilidad es decorar los bagels con semillas, cosa que haríamos después de pintarlos con huevo.

Esta vez yo los hice salados, y la verdad es que han salido buenísimos. Super jugosos. Me han gustado mucho. En mi caso les puse orégano a la masa y tenía un cierto gustito a pizza. Muy muy buenos.

El bagel se puede rellenar con lo que te de absolutamente la gana. Le puedes poner todo lo que quieras y hay miles de combinaciones.

Las veces que los he hecho lo que hacemos es poner muchos cacharros con ingredientes y cada uno se fabrica su propio bagel!!! Basta con tostarlo un poco si ya se ha enfriado, y si lo prefieres tostado ¡¡por supuesto!!

Ahora bien, si queréis el clásico bagel histórico de origen judío, como ya he dicho antes, vuestros ingredientes son queso cremoso, salmón ahumado, y algunas especias.

Espero que os hayan gustado, ¡¡¡ya me contaréis qué tal os salen!!!

Besos. Sara

 

 

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Marisadonosti
    Oct 29, 2011 @ 21:54:27

    Lo dicho…me estás dándo muy malas idéas…¡¡¡¡

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: