HAPPY THANKSGIVING WEEKEND: HOMEMADE HOT DOGS

En primer lugar, esta entrada debía haberse publicado ayer, pero por algunos contratiempos no pudo ser. De todas fromas, creo que estoy a tiempo de desear un Feliz Thanksgiving Day un provechoso Black Friday y un “envidioso” Fin de semana de Acción de Gracias!!!!

Creo que a estas alturas ya ha quedado demostrado mi “amor”, rozando la obsesión por la ciudad de Nueva York, así que no quería perder la oportunidad, en unas fechas tan señaladas, de volver a hacerle un guiño y dedicar una entrada, esta vez gastronómica, a la ciudad de mis sueños en particular, y a Estados Unidos en general.

Para empezar, me gustaría contar brevemente la historia de este día. Además, como siempre, recomiendo el artículo de wikipedia.

El Día de Acción de Gracias (en inglés: «Thanksgiving», literalmente “dandogracias”) es una celebración tradicional de Norteamérica. En los Estados Unidos se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre, aunque originalmente se hacía el último jueves. En Canadá, por su parte, se celebra el segundo lunes de octubre. Es un gran festejo familiar donde todo el mundo se desplaza a sus lugares de orígen para cenar con sus familias.

El origen de éste día se remonta a 1620. El 6 de abril, un grupo de marineros, junto a dos grupos de pasajeros, embarcaron en el Mayflower en Playmouth (Inglaterra) hacia el nuevo mundo. Este grupo de colonos, desembarcaron en el Nuevo Mundo en el mes de noviembre, a finales del otoño septentrional, en la costa de Massachussets, lugar que sería bautizado más tarde como Playmouth, por el capitán John Smith.

Esta tierra era muy rica en recursos, y además tenía un atractivo puerto, pero ese primer año, al llegar, el riguroso invierno en esas latitudes les tomó por sorpresa, sin tener tiempo para prepararse para las duras condiciones de privación y frío. Del centenar de peregrinos no sobrevivieron la mitad de ellos. Los que lo lograron, debieron su suerte a la ayuda y alimentos que los nativos de la zona, los indios Wampanoag, les proporcionaron.

Además de víveres para ese invierno, en los meses posteriores los nativos les enseñaron a plantar y cosechar comida y cultivos, así en el otoño de 1621, los peregrinos habían cultivado y preservado tanto maíz, el cultivo más abundante, así como frutas y vegetales. Además, habían aprendido a empaquetar pescado en sal y curar carne ahumándola sobre las brasas.

Ya establecidos y con la primera cosecha recolectada, sabiendo que habían superado tantos infortunios, los peregrinos encontraron una razón para celebrar el haber sobrevivido y las lecciones que se les habían enseñado. En 1621, se celebró esta fiesta en agradecimiento a la buena cosecha, y en 1623, el Gobernador de la colonia de peregrinos de Playmouth, William Bradford, proclamó que el Día de Gracias se compartiera entre los Peregrinos y los Indoamericanos. Durante los tres días que duró la celebración comieron pavo, maíz, calabaza y carne de ciervo. Así fue el primer día de Acción de Gracias.

La tradición data de 1621 y a partir de ahí, se fue celebrando, no siempre consecutivamente.

En 1777, durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, el Congreso aprobó que se proclamaran uno o más días de Acción de Gracias cada año, y en Diciembre de 1777, George Washington proclamó un Día de acción de Gracias para honrar la victoria frente a los Ingleses en Saratoga.

Ya como presidente, en 1789, George Washington señaló el 26 de noviembre como 1er día de acción de Gracias proclamado por el Gobierno Nacional de Estados Unidos de América. En 1795, volvió a designar otro día de Acción de Gracias el 1 de enero.

En los años sucesivos, hubo presidentes que lo designaron como festivo nacional y otros que no, y no fue hasta 1817 cuando el Gobernador de Nueva York sugirió que el día de Acción de Gracias de celebrara anualmente. Esta idea fue rechazada por algunos estados del sur pero finalmente, fue aprobada en 1858.

En 1863, derante la Guerra Civil Americana, Abraham Lincoln proclamó que se celebrara anualmente, el último jueves de Noviembre, y esto sucedió así hasta que en 1939, Franklin D. Roosvelt rompió esta tradición. Noviembre tenía ese año cinco jueves, y decidió que la celebración fuera el cuarto jueves, probablemente para separarlo de las navidades y dar tiempo a comerciantes a prepararse para la temporada navideña. Esta tradición se ha mantenido y a día de hoy, el Día Nacional de Acción de Gracias se celebra en Estados Unidos el cuarto jueves del mes de Noviembre.”

Además del Día de Acción de Gracias, los americanos aprovechan la fecha para celebrar el día del consumismo por excelencia. Ese día es el llamado “Black Friday”, o sea, HOY.

Es el día en que se abre la temporada de compras navideñas. Los comercios aprovechan para ofrecer verdaderas gangas, y se desata una locura total por las compras. Además, a partir de este fin de semana, se comienza a oler a Navidad por todas las ciudades americanas, ya que comienzan a celebrarse todas las actividades típicas de esta época.

En Nueva York, esto culmina con el encendido del árbol del Rockefeller Center, que suele llevarse a cabo el martes o miércoles después de Acción de Gracias, inundando la ciudad de espíritu navideño en mayúsculas.

Y a mi, que éstas son fiestas que me encantan, aunque en España no exista este día, si que me gusta desear un Feliz día de Acción de Gracias, porque para mi es señal de que nuestra Navidad ya está a la vuelta de la esquina.

Este año, por primera vez he descubierto la retransmisión del desfile de Macy´s de Acción de Gracias, y reconozco que me ha dado un pellizquito porque realmente me gustaría estar allí alguna vez.

Así que en ésta entrada, he decidido traeros un producto típicamente americano.

Ya sé que debería haberos traído un pavo, una salsa de arándanos, o un pastel de calabaza (prometo traerlo en breve), pero como aquí no estamos de fiesta, pues os traigo algo más cotidiano en Estados Unidos, unos buenos Hot Dogs o Perritos calientes caseros.

La receta la vi en el magnífico blog Kanela y Limón, un blog que recomiendo encarecidamente, tanto por la calidad de sus recetas como por sus maravillosas fotografías, que sin duda hacen que eso de “comer por los ojos” se vuelva una realidad.

HOT DOGS (Ingredientes para 8 perritos)

  • 400gr harina de fuerza
  • 20gr de levadura fresca
  • 10gr azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 30gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 200ml leche tibia
  • 1 huevo
  • 8 salchichas
  • 8 lonchas de queso
  • Pimienta y orégano
  • Sésamo

En primer lugar, deshacemos la levadura fresca en la leche tibia, y disolvemos bien.

En segundo lugar, en un bol ponemos todos los ingredientes, incluyendo la leche con la levadura disuelta y amasamos bien, hasta que nos quede una masa que tendrá un tono brillante.

Colocamos la bola de masa en un bol ligeramente engrasado y tapamos con un trapo, o con papel film. Dejamos que la masa doble su volumen como mínimo 1 hora.

Una vez que ha doblado el volumen, amasamos para que suelte el aire, y comenzamos a formar los perritos. Para esto, vamos cogiendo trozos de masa, estiramos y colocamos una loncha de queso, una salchicha, y especiamos al gusto.

Una vez colocado el relleno, cerramos los perritos de la forma que más nos guste, colocamos en una bandeja de horno y volvemos a dejar levar. Tapamos de nuevo con un trapo y dejamos 1 hora para que los perritos aumenten de volumen.

Pasada esa hora, destapamos, pintamos con huevo y ponemos unas semillas de sésamo (opcional). Introducimos en el horno precalentado a 180º y en aproximadamente 15 minutos tendremos nuestros perritos listos!!

El resultado, os aseguro que os encantará. El pan, que es lo que destaca, tiene una textura maravillosa. Blandito, esponjoso, calentito, sabroso… A mi padre en particular le encantó, aunque él ya me está pidiendo la Spanish Version del asunto, es decir, rellenos de jamón!!!!jeje

A la hora de comerlos, le ponemos ketchup o los acompañantes que más nos gusten, y a disfrutar de uno de los productos más consumidos en Estados Unidos sin salir de casa!!!!

Espero que os atreváis. Ya sé que decidirte a hacer tu propio pan impone un poco, pero os aseguro que es facilísimo, baratísimo, y el resultado os merecerá muchísimo la pena.

Como siempre, os invito a contarme vuestros resultados!!!

Un beso. Sara

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Sarmale
    Nov 27, 2011 @ 13:03:32

    Me encanta. Lo dejaré para cuando pueda comer de todo sin poner diez kilos en cada intento, porque me voy a poner a dieta YA.

    Responder

  2. Spring
    Dic 27, 2011 @ 20:42:04

    Tomo nota de la receta. Aprovecharé que voy a comprar levadura fresca para hacer un roscón, y los haré a ver si les gustan a los peques.

    Saludos
    Spr

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: