Zafarrancho en casa de la Abuela María: Orange Bundt Cake from The Primrose Bakery

Esta receta que os traigo hoy, la hice para una ocasión un tanto especial. Os cuento.

A riesgo de parecer repetitiva, vuelvo a comentar que tengo una familia muy numerosa. Cualquier evento que se proponga acaba pareciéndose más a una boda gitana que a una tranquila cena familiar, pero así somos y estoy muy orgullosa de ello.

Este sábado, teníamos prevista una misión muy importante y dificultosa. De cara a las navidades, teníamos que armar zafarrancho en casa de mi abuela, claro, que en vez de Zafarrancho de combate, en esta ocasión se trataba de un Zafarrancho de limpieza.

Incluso en un evento tan poco atractivo, como éste, allí que nos citamos todas las mujeres, bien armadas con fregonas, bayetas, amoniacos, limpia muebles y demás productos del gremio, con nuestras peores galas y preparadas para lo peor.

Mi abuela es una mujer digamos… peculiar. Es mayor y vive sola (bueno, cuatro o cinco casas la separan de la mía) con todo lo que eso conlleva. Su principal característica es su fuerte carácter y su cabezonería, así que el hecho de intentar limpiar en su casa, es una batalla, muchas veces perdida.

En esta ocasión, no se podía prolongar más, había que cogerla de sorpresa, y que no tuviera escapatoria, así, podríamos entrar con nuestro arsenal para combatir al enemigo: la suciedad!!!

Para hacer más llevadera esta misión, y endulzar un poco la tarde, me decidí a preparar mi primer Bundt Cake.

Un bundt Cake es un pastel en forma de rosca que se hace en unos moldes especiales con diferentes ornamentaciones. La principal marca que comercializa estos moldes es Nordic Ware, que tiene un catálogo para llorar de la emoción.

En realidad, mi primer Bundt Cake lo intenté la semana pasada, pero en el desmoldado, se me rompió por completo, y allí parecía que había caído la bomba atómica. Esta semana lo he vuelto a hacer con la misma receta, y ha quedado perfecto, así que he decidido compartirlo con vosotros.

La “culpable” de esta fiebre generalizada en la blogosfera reposteril por los bundt cakes es la estupenda Bea Roque del blog “El Rincón de Bea”. Ya sabéis que la admiro muchísimo, y siempre que pueda, le dedicaré unos renglones en éste blog.

Tenía muchas ganas de hacer mi primer Bundt Cake, pero para eso, había un primer paso que dar: Comprar un molde.

Sueño con un molde Bundt original de Nordic Ware. Me he enamorado de un modelo en particular, el modelo Bavaria, pero mientras que llega ese momento, llevaba tiempo buscando un molde que me gustara, lo más barato posible.

Ese día llegó, y se cruzó en mi camino este molde.

De momento, da el apaño la verdad.

Ya os he dicho que en mi anterior intento, el desmoldado fue un desastre. Creo que mis fallos fueron varios. En primer lugar, con una brocha de silicona, engrasé el molde con aceite. Puede que quizás no lo engrasara bien, pero creo que hubo dos errores más importantes. El primero fue, que aunque al meter un palillo en el bizcocho, salió limpio, creo que le faltaron un par de minutos en el horno, y no se había acabado de compactar la miga. Y el segundo, es que cuando lo saqué del horno y lo puse a enfriar sobre la rejilla, lo dejé mucho tiempo. Si te pasas de tiempo, el bizcocho empieza a crear humedad y hace que se pegue. Creo que este fue el principal error porque cuando fui a quitar la parte que se había quedado en el fondo, no me costó ningún trabajo, no estaba pegado porque no estuviera bien engrasado, sino porque la humedad lo había sellado al molde.

En cualquier caso, os recomiendo que si os lanzais a preparar un Bundt, os leais antes las recomendaciones de Bea, que es toda una experta en estos cakes. Se aprende muchísimo de técnica en la cocina leyendo tanto sus recetas como sus tutoriales.

Así que resumiendo, ya con el molde, y con gente de sobra a la hora del café para comerse mi bundt cake, llegó el momento de ponerme manos a la obra.

Como es el tiempo de las naranjas, me decidí por transformar en Bundt Cake la receta de Orange Cupcakes from The Primrose bakery, y la verdad es que el resultado fue estupendo.

BUNDT CAKE DE NARANJA CON AROMA DE AZAHAR. (Receta de Orange cupcakes del libro “Cupcakes from the Primrose Bakery“)

  • 110gr mantequilla a temperatura ambiente.
  • 225gr caster sugar (azúcar muy fina de color dorado. Si no la encontramos, sustituir por azúcar normal)
  • 2 huevos L
  • 150gr harina bizcochona (con levadura incorporada), tamizada
  • 125gr harina de trigo todo uso tamizada
  • 90ml leche semidesnatada a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de zumo de naranja recién exprimido
  • Ralladura de 1 naranja (1 cucharada)
  • 1 cucharadita de aroma de azahar (opcional)

Si preparamos cuidadosamente los ingredientes, la preparación de la masa se hace muy rápido, así que en primer lugar, precalentamos el horno a 160º y preparamos el molde.

Como tuve mala experiencia con lo del aceite, esta vez decidí no jugármela y recurrir al engrasado de toda la vida. Mantequilla y harina. de todas formas tengo que volver a intentar lo del aceite, que es más limpio y me gusta más esa idea.

Una vez todo preparado, empezamos con la masa.

En primer lugar, mezclamos la mantequilla y el azúcar, y batimos hasta que haya blanqueado y quede cremosa y espumosa. Batimos unos 3 minutos.

Añadimos los huevos, a temperatura ambiente uno a uno, batiendo lo justo para que se integre. No hay que batir demasiado que la masa se puede separar. Añadimos el aroma e integramos también.

Tenemos las harinas juntas tamizadas en un bol. En primer lugar, añadimos 1/3 de la harina, y batimos hasta que se integre en la mezcla.

Continuamos añadiendo la mitad de la leche y volviendo a integrar.

Añadimos otro tercio de la harina y después el resto de la leche y el zumo de naranja.

Por último, el último tercio de harina y la ralladura de naranja. Batimos hasta que todo ha quedado bien integrado.

Si por batir demasiado, la masa se hubiera separado, añadimos una cucharada de harina. Con esto debe arreglerse.

Ponemos la masa en el molde, nos aseguramos que ha entrado en todas las ornamentaciones, nivelamos, e introducimos en el horno.

El tiempo de horneado es, en este caso, unos 30-40 minutos. Para asegurarnos que está hecho, introducimos un palillo y debe salir limpio.

Una vez horneado, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Aquí, Bea recomienda dejar exactamente 10 minutos. Yo llevaba 5 minutos, pero podía observar que el bundt estaba despegado. Por miedo a que cogiera humedad, como veía claramente que estaba despegado, le di la vuelta, y salió perfecto.

Una vez desmoldado lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando esté frío, podemos ponerle por encima un poco de glaseado de naranja, que hice añadiéndo azúcar glass a un poco de zumo que me había sobrado. Puse unas gotitas de aroma de azahar para que diera olor. Decoré con ralladura de naranja que me había sobrado.

Y el resultado, pues la verdad es que el bizcocho estaba buenísimo. Estaba jugoso, esponjoso, nada seco, con un intenso sabor y olor a naranja. Sabía que en mi familia iba a gustar, porque les encantan los bizcochos clásicos, y con esa forma hace que entre mucho más por los ojos. La verdad que es un perfecto bizcocho para acompañar al café en una típica tarde de casi invierno.

Como siempre, espero que me contéis vuestros resultados!!!

Un beso. Sara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: