Happy Valentine´s Day: Marble Cupcakes y Bundt Cake

Nunca jamás me habría imaginado escribiendo nada relacionado con el día de San Valentín.

Soy de las que tienen la opinión de que este día es inventado por los comercios, que serían capaces de sacar tajada de cualquier cosa.

No es necesario regalar flores ni dibujar corazones para demostrarle a alguien que lo quieres. Eso es algo que se hace a diario. De hecho, odio los corazones.

Para mi, una verdadera cita romántica sería en medio de un concierto con buena música, sin corazones, sin topicazos… Me reafirmo en lo mío, son necesarios tantísimos corazones para demostrar amor?????

Pero en el fondo, reconozco que éste es un día bonito. Eso si, reivindico que no sea un día exclusivamente enfocado a parejitas, que hacen que en épocas de soltería casi se te quiten las ganas de vivir anhelando a un amor pasado.

Reivindico que éste día deje de ser el día de los enamorados, y más bien sea el día del AMOR. Del amor por la familia, los amigos, el amor por la vida, tu vida, el amor por tu Amor…. porque una vez más, y como siempre, The Beatles tenían más razón que un santo, y dejaron algo muy claro….

It´s easy……. ALL YOU NEED IS LOVE!!!!!

Y dicho esto, hoy os traigo otra receta. No es una receta especial de San Valentín, y por supuesto ni es nada rojo, ni tiene forma de corazón, pero es una receta que tanto a mi como a mi familia y amigos, nos ha ENAMORADO, por eso, me parece acertado compartirla en este día tan especial.

Esta receta la descubrí gracias a mi queridísimo y amadísimo Rubén. Rubén es Dwaitt en el blog de repostería que comparto junto con otros amigos: COMPARTE POSTRES.

Rubén publicó esta receta de Marble Cupcakes hace unas semanas, y desde que la vi decidí que la tenía que hacer si o si.

Esta receta está sacada del libro “Cupcakes” de Martha Stewart, y justo un par de días después de que Rubén las publicara, me llegó a mi el libro que compré en Amazon.

Son una pasada. Lo digo de verdad. La opinión ha sido unánime. De las mejores cupcakes que se han comido!!!

Y dicho todo esto, ya estoy tardando en daros la receta y vosotros ya estáis tardando en encender el horno, así que vamos al lío!!!

MARBLE CUPCAKES (Cupcakes Marmoladas)

Receta para (14-16 cupcakes). (A mi me salieron 12 con las cápsulas de Ikea, que son más altas)

  • 205gr harina de repostería, tamizada
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear (Baking Powder)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 90 ml leche a temperatura ambiente
  • 90 ml nata para montar (mínimo 35% materia grasa)
  • 115gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 225gr azúcar blanca
  • 3 huevos L a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • 30gr cacao en polvo (yo usé valor)
  • 60ml agua hirviendo
  • Azúcar glass o cacao en polvo para decorar.

Como siempre, antes de empezar, pesamos, medimos y preparamos todos los ingredientes para que cuando empecemos a procesar todo vaya más rápido y la mezcla no pierda cualidades.

Precalentamos el horno a 160º calor arriba y abajo. El tema horno es un tema delicado. Cada horno es un mundo. Yo personalmente con el mío tengo que tener cuidado porque coge mucho calor, así que tengo que ponerle una temperatura más baja de lo que me indica la receta, sino me suben mucho por el centro las cupcakes y los bizcochos.

Preparamos el molde con las cápsulas y apartamos.

Ahora comenzamos a procesar.

En primer lugar, tamizamos la harina, el polvo de hornear y la sal, y apartamos. Por otro lado, mezclamos la leche y la nata, y apartamos tamién.

En un bol, o en el vaso de nuestra mezcladora eléctrica, ponemos la mantequilla y el azúcar, y comenzamos a mezclar a velocidad media entre 3-5 minutos, hasta que nuestra mezcla haya clareado y sea espumosa.

Ahora añadimos los huevos uno a uno, sin batir demasiado pero lo justo para que se incorporen bien. Con una espátula de silicona “rebañamos” bien las paredes del bol para que todo quede bien mezclado.

Después añadimos la esencia de vainilla.

Una vez que esta todo bien mezclado, continuamos añadiendo mezcla de leche y nata, y la harina. Para eso, añadimos primero 1/3 de la harina, después la mitad de la leche, después otro tercio de harina, el resto de la leche y el resto de la harina.

Incorporamos todo muy bien.

Ahora procedemos a hacer el chocolate. Para ello, mezclamos el cacao en polvo con el agua hirviendo, movemos bien y disolvemos el cacao con cuidado que no nos queden grumos ni cacao sin disolver. Nos quedará como una crema de chocolate. Apartamos.

Separamos una parte de la mezcla en un bol aparte (más o menos 1/3 de la mezcla, que serán alrededor de 250-270gr), y añadimos el chocolate a esa parte. Mezclamos bien para que sea uniforme esta parte chocolateada.

Una vez que tenemos nuestras dos masas, comenzamos a rellenar las cápsulas de cupcakes. Para ello, alternamos una cucharada de vainilla y otra de chocolate, intentando siempre que predomine la vainilla.

Como siempre, no debemos superar los 3/4 de la cápsula, para que no nos suba demasiado la cupcake y no hagamos fiesta dentro del horno.

Una vez rellenas, con un cuchillo o con un palillo, hacemos zig zag u ondas en la masa, pero sin mezclar mucho para que no se nos fusionen ambas mezclas.

Introducimos en el horno entre 15 y 20 minutos, o como yo hago siempre, hasta que al meter un palillo salga limpio.

Dejamos enfriar el molde sobre una rejilla unos 5 minutos, sacamos las cupcakes y dejamos que acaben de enfriarse sobre la rejilla.

Para decorar, podemos hacer un buttercream o una ganache de chocolate o chocolate blanco, pero como las cupcakes en sí tienen un sabor muy rico e intenso, con espolvorear un poco de cacao o de azúcar glass por encima es suficiente y nos quedan maravillosas.

Como ya he dicho, han sido un éxito total, a todo el mundo les han ENAMORADO estas cupcakes y de momento, estan en el primer puesto de la lista de muchos de mis comensales habituales!!!

Tanto es así, que el otro día, me obligaron a repetir la receta.

Para variar un poco la forma, y aprovechando que mi amiga Elena ha puesto en mi vida un auténtico molde Bundt de Nordic Ware, hice un Marble Bundt Cake que quedó precioso y una vez más, buenísimo.

Lo único es que hay que ajustar el tiempo de horneado, esta vez, unos 40 minutos. Al sacarlo, dejamos enfriar dentro del molde 10 minutos, ni uno más, ni uno menos, damos la vuelta y listo!!!

La verdad es que trabajar en estos moldes es una maravilla, cómo se nota donde hay calidad!!!! Muchas gracias Ele!!!

Para acabar la receta y como consejo, os digo que intentéis usar los ingredientes que indica la receta. A ser posible no cambiéis la nata por una nata para cocinar con un porcentaje menor de materia grasa, los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, el agua bien hirviendo… Tengo más que comprobado que las prisas y las improvisaciones no traen más que desastres en la cocina!!!

Y con esto, no me queda más que desearos un Feliz día y una Feliz Noche de San Valentín, que viváis siempre enamorados, que siempre seáis correspondidos y por favor, haced que cada día del año sea San Valentín.

¡¡¡Quererse mucho por favor!!!. Yo os quiero a todos.

Un beso. Sara

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. torrevejana
    Feb 21, 2012 @ 19:03:09

    Creo que este fin de semana me lanzo con estas cupcakes o en la versión Bundt, pero lo tengo que hacer!!

    No se merecen las gracias por el molde.

    Besos!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: