Peli-sofá-manta-colacao-rollodecanela: CHEESECREAM CINNAMON ROLLS

Hola amigos!!

Prometí que volvería pronto y aquí estoy. Tenía varias recetas antiguas pendiente de publicar, pero ha sido hacer ésta, y colarse por delante de todas las demás.

Es una receta perfecta para ésta época del año, para éstos primeros días de lluvia en los que sólo te apetece ese fantástico plan de peli-sofá-manta, sólo que desde que éstos Cinnamon Rolls (o rollos de canela) entren en tu vida, ese plan se convertirá en Peli-sofá-manta-colacaocalentitoocafé-rollodecanela.

Yo los conocí y probé por primera vez en mi viaje a Estocolmo, y desde entonces he andado buscando la receta y la ocasión ideal para lanzarme con ellos. Ninguna de las dos cosas ha sido tarea fácil, pero en cuanto encontré ésta receta, no he podido esperar ni dos días para lanzarme!!

Los Cinnamon rolls consisten en pan dulce enrollado sobre una mezcla principalmente de canela y azúcar, típicos del Norte de Europa y de Norteamérica. Esta estructura surgió por la imposibilidad de meter la canela en la masa del pan, ya que mataría a la levadura.

Presuntamente son originarios de Suecia, donde recientemente han nombrado el 4 de Octubre como el “Kanelbullens dag”, o Día del Cinnamon Roll.

En Norteamérica es frecuente cubrirlos con un icing, y en Escandinavia suelen decorarlos con Azúcar Cande (Nib Sugar), que son unos cristales gruesos de azúcar.

Existen muchas variedades, como los Honey Buns, propios del sureste de los Estados Unidos, los Chealsea Buns, británicos, o la variedad finlandesa “Boston Cake”, que consiste en hornear los cinnamon rolls en un monde redondo, y formar una tarta. Se corta en porciones, como si cortaramos una tarta normal, no separando los rollos.

La receta que yo he hecho, la he sacado de un blog simple, absoluta y divinamente maravilloso. Se trata de Joy The Baker. No hay ni una sola receta que no se te antoje nada más verla. Os animo a que deis una vuelta porque seguro que os llevais unas cuantas recetas a vuestro Cookbook!!

Yo ya conocía su blog y poco a poco voy viendo todas sus recetas, y de repente, los vi… me llamaron… Los rollitos de canela hacían entrada en mi vida….

Ya tenía la receta y de repente, llegó el fin de semana y el día más aburrido de toda mi vida. Ya no había excusa…. ¡¡¡Manos a la obra!!!

Esta receta es una pequeña variación de la receta básica, ya que al estirar la masa, le añadimos un poco de crema de queso tipo Philadelphia, y en el relleno, le añadimos nueces picadas y algunas cosillas más.

CHEESECREAM CINNAMON ROLLS (Receta adaptada de Joy The Baker)

Para la Masa

  • 7 gramos de levadura seca de panadería (2 cucharaditas)
  • 1/2 cucharadita de azúcar blanca por un lado, y 1/4 de taza (60gr) por otro.
  • 1/4 taza (60ml) agua tibia
  • 1/2 taza (120ml) leche a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • 1 huevo más 1 yema
  • 2 + 3/4 taza (320gr) harina de trigo tamizada
  • 3/4 cucharadita de sal
  • 120 gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Para el relleno

  • 1/2 taza (110gr) azúcar blanca
  • 1/4 taza (50gr) azúcar moreno
  • 50 gr nueces picadas (o 25 gr nueces y 25 gramos nueces pecanas u otro fruto seco que nos guste), uniformemente picaditas
  • 3 cucharaditas de canela
  • 1/2 cucharadita sal
  • 1/2 cucharadita jengibre
  • 1/4 cucharadita nuez moscada
  • 100 gr queso crema tipo philadelphia
  • Mantequilla derretida para fundir (unos 60 gr)

Realmente aquí podemos ponerle lo que nos guste: pasas, otros frutos secos, otras especias, arándanos, miel, pepitas de chocolate… o simplemente dejar la mezcla de canela y azúcar.

Para el Icing

Aquí pasa algo similar que con el relleno. Podemos dejarlo sin cubrir, ponerle chocolate, caramelo, azúcar cande, pero lo más típico, es hacerle el clásico icing de glasa típicamente americano.

Yo le puse un poco de sirope de chocolate, pero lo más típico es mezclar 1/4 taza de leche (60 ml) con 2 tazas de azúcar glass( gr).

En mi opinión, no necesitan nada para estar deliciosos. No es necesario nada que le quite un ápice de sabor a estos bollitos.

Y ya sin más empezamos con el proceso de preparación. Aquí tengo que confesar que he hecho un poco de trampa. Este verano compré a Pani, mi Panificadora en Lidl, que la adoro, la amo, porque desde que está en casa, se acabó el llenarme de masa hasta las pestañas amasando. Pero yo os voy a explicar cómo hacerlo a mano y con panificadora.

Preparación a mano

Para preparar la masa a mano, en primer lugar, ponemos en un vaso el agua, la media cucharadita de azúcar y la levadura. La dejamos reposar unos 6-7 minutos. Esto lo haremos igualmente aunque usemos la panificadora o cualquier otra amasadora eléctrica.

Una vez que ha reposado la levadura le añadimos la leche, el resto de azúcar blanca, azúcar moreno, vainilla y el huevo y la yema. Lo mezclamos bien.

Seguidamente le añadimos la harina tamizada y la sal, y movemos para que se integre todo bien. Si lo hacemos con una amasadora eléctrica, amasamos durante 4 o 5 minutos a velocidad media.

Una vez esta todo integrado, añadimos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en cubitos y amasamos durante 6 minutos. Mezclamos todo bien hasta que se nos haya formado una bola.

Preparación con panificadora

Preparamos la levadura exactamente igual que he explicado antes, y en este caso, colocamos todo en el cuenco de la panificadora siempre poniendo primero los líquitos y por último la harina. Yo lo puse en este orden: Leche, vainilla, azúcar blanca, azúcar moreno, sal, huevo y yema, harina, mantequilla y levadura.

Programamos en el 7: masa para pasta, que nos amasará durante 15 minutos y nos deja la bola de masa estupenda, y sin mancharnos!!!🙂

A partir de aquí, actuamos de la misma forma, y si, nos pringamos!!!

Cogemos la bola de masa y la colocamos en la encimera enharinada. La amasamos a mano y si es necesario añadimos un poco más de harina hasta que la bola no se nos pegue, pero sin pasarnos, para que no nos quede tan dura que no la podamos manejar después.

Colocamos la masa en un bol, la tapamos, y la dejamos levar al menos 2 horas, hasta que doble su tamaño.

Mientras leva la masa, preparamos el relleno, que no tiene dificultad ninguna, simplemente mezclamos bien todos los ingredientes para que después queden repartidos de forma uniforme. Apartamos hasta que lo utilicemos.

Como he dicho antes, esto del relleno es una cosa muy personal. Evidentemente, para no faltar a la esencia de este bollo, el azúcar y la canela son imprescindibles, pero a partir de ahí, podéis ponerle lo que os de la real gana.

Una vez que la masa ha doblado el volumen, la cogemos y amasamos un poquito, enharinándola levemente para que no se nos pegue. La dejamos descansar después de este amasado 5 minutos, y comenzamos a estirar.

Estiramos con el rodillo y formamos una plancha de 25x25cm. Esto de la medida intentad que las medidas se ajusten, porque así os quedará todo más uniforme después.

Sobre esta plancha, untamos uniformemente el queso en crema como si untaramos una tostada. Ahora lo plegaremos y el queso quedará integrado en la masa. Esto le da un toque muy rico, esponjosidad y humedad a la masa cuando horneemos los bollitos.

Una vez untado el queso, hacemos el plegado de la masa. Para esto, doblamos en tres partes, es decir, cogemos un extremo y lo llevamos un poco pasado el centro, y al otro extremo, le hacemos el doblez donde acaba el primer extremo, quedando por encima de él, como si doblaramos una carta que va metida en un sobre largo horizontal.

Ahora repetimos la operación con los extremos abiertos, de forma que nos queda un cuadrado muy grueso y con muchas capas. Siento no haber hecho fotos del plegado, cuando lo repita le haré las fotos y las pondré, pero mientras, si miráis el enlace de Joy The Baker, ella tiene fotos de este plegado.

Una vez que tenemos la masa plegada, le damos la vuelta dejando las juntas hacia abajo, y comenzamos a estirar.

En este estirado, no os preocupéis si os sale queso por los lados, es normal, ya que el queso esta entre las capas y al presionar con el rodillo se escupe por los laterales.

Formamos una plancha de 25x50cm más o menos.

Una vez estirado, cogemos la mantequilla que habremos derretido y pintamos la superficie. Guardamos el resto de mantequilla para pintar los rollitos antes de hornear. Repartimos bien el relleno y presionamos para que se fije. En uno de los lados cortos, dejamos unos 3 cm sin relleno, para poder pegarlo y sellar el rollito.

Ahora pasamos a enrollar la masa. El largo del rollito serán los 25 cm, es decir, el lado corto, así que enrollamos de lado corto a corto, empezando por el lado donde no hemos dejado los 3 cm. Cuando tenemos el rollo, sellamos bien para que no se nos salga el relleno.

Ahora cortamos en porciones de 2-2,5cm y vamos colocando en la bandeja donde vamos a hornearlos con una leve separación entre ellos. Una vez todos colocados, volvemos a tapar y dejamos levar 1  hora y media. Si lo queremos recién hecho por la mañana, podemos dejarlo en el frigorífico toda la noche, que enlentece el proceso de levado. Solo tenemos que dejarlo a la mañana siguiente 15 minutos a temperatura ambiente y hornear.

Finalmente, pintamos con el resto de la mantequilla e introducimos en el horno precalentado a 180º, dejando hornear unos 30 minutos, hasta que esten doraditos y al introducir un palillo en la zona central salga limpio. Mientras hornea, preparamos el icing, si es que le ponemos.

Pasamos el molde a una rejilla y si queremos, volvemos a pintar ligeramente con mantequilla derretida (yo no lo hice) y dejamos enfriar 5 minutos. Ponemos el icing y servimos inmediatamente. Como más ricos están son calentitos!!!

De todas formas, si se nos enfrian o si los comemos por la tarde o al día siguiente, 30 segundos de microondas y estan igualmente deliciosos!!!!!

Y aquí hemos terminado!!!!! Puede parecer un poco lío, pero de verdad que cuesta más explicarlo que ponerse manos a la obra. No os vais a arrepentir. Seguro que se convierten en una de vuestras meriendas-desayunos de fines de semana o días lluviosos favoritos.

Y sin más, me despido, muy contenta por haberos traído esta delicia, y por favor, llenar vuestro otoño de Cinnamon Rolls!!!!

Un beso. Sara

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Susana
    Nov 27, 2012 @ 15:16:34

    mmmmmmmmmmmmmm estaban impresionantemente buenos, solos o con un poco de nutella….. perfecto para el plan de merienda con estufita. Gracias!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: